La morosidad del sistema financiero alcanza el 7,51% en noviembre

Los crĂŠditos morosos alcanzaron los 134.143 millones de euros

La morosidad de los crĂŠditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crĂŠdito (EFC) a particulares y empresas se situĂł en noviembre en el 7,51%, lo que mantiene la cota en mĂĄximos desde noviembre de 1994, cuando marcĂł el 8,01%.

Esto supone un aumento respecto al nivel de octubre (7,4%) y tambiĂŠn significa un crecimiento en relaciĂłn al nivel que la tasa de impago registraba doce meses antes (5,69%), segĂşn los Ăşltimos datos provisionales del Banco de EspaĂąa recogidos por Europa Press.

Los crĂŠditos morosos totales del sector se situaron en noviembre de 2011 en 134.143 millones de euros, lo que supone mĂĄs de 34.000 millones por encima de la barrera psicolĂłgica de los 100.000 millones que superĂł en mayo de 2010.

El total de prĂŠstamos marcĂł 1,785 billones de euros en noviembre, con un ligero incremento del 0,37% en relaciĂłn a octubre, que se torna en una bajada del 2,93% si se compara con el mismo mes de 2010.

La morosidad de las entidades de depĂłsito, que incluye a bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crĂŠdito, alcanzĂł en noviembre el 7,54%, mientras que la correspondiente a los establecimientos financieros de crĂŠdito, que no pueden captar depĂłsitos, se mantuvo en el 9,04%.

Para hacer frente a la creciente morosidad, el sector financiero espaĂąol estableciĂł sus provisiones en 73.816 millones de euros, colchĂłn que se vio incrementado en 1.050 millones de euros en relaciĂłn a octubre, y en 11.587 millones respecto a noviembre de 2010.

SegĂşn el departamento de anĂĄlisis econĂłmico de La Caixa, las entidades presentan un elevado volumen de crĂŠditos morosos y adjudicados que representan el 11% del crĂŠdito a los sectores privados residentes.

Estos activos generan un doble impacto negativo en la cuenta de resultados de las entidades, ya que ademĂĄs de tener que provisionarlos, afectan negativamente al margen de intereses, porque necesitan seguir siendo financiados, pero no generan ingresos financieros.

SegĂşn los expertos consultados por Europa Press, es previsible que la tasa de morosidad mantenga su tendencia al alza hasta situarse en el entorno del 8% en los prĂłximos meses, ante la progresiva reducciĂłn de la demanda de crĂŠdito solvente y el elevado nivel de paro en EspaĂąa.