"La modificación de la Ley del Aborto es contraria al sentido común y a la opinión pública"

Rueda de prensa del PSOE. Soledad Murillo (izda), Arturo Ferreras (centro) y Dolores Pereira (dcha). 4 de junio de 2013

El PSOE ofreció esta mañana una rueda de prensa para manifestar su postura ante el cambio propuesto por el gobierno de Rajoy sobre la Ley del Aborto.

La antigua Ley del Aborto incluía el aborto en el Código Penal a excepción de determinados casos, que siempre requerían la certificación por parte de un médico; era la llamada "ley de supuestos". Pero en 2010, el Gobierno socialista español adoptó una ley, semejante a la vigente en otros países de la Unión Europea, que dejaba un margen de 14 semanas para que la mujer pudiese decidir si continuar o no con su embarazo; en definitiva, una "ley de plazos". Una ley que el actual Gobierno pretende modificar.

 

"La ley de plazos es la que quiere la sociedad española", señaló Arturo Ferreras, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca y Secretario de Organización del Comité Local, quien añadió que incluso un 65% de los propios votantes del Partido Popular están en contra de la modificación que plantea el ministro Alberto Ruiz-Gallardón. Para Ferreras, la ley de supuestos no aporta protección jurídica dada la subjetividad a la que están sujetas las valoraciones concretas de cada médico.

 

Por tanto, "no existen razones estadísticas" para llevar a cabo una "decisión indeseada e ingrata", señaló la concejal del grupo socialista en Salamanca y experta en asuntos de la mujer para la ONU, Soledad Murillo. Murillo, además, tachó la reforma de fundamentalista al considerar que otorga mayor protección jurídica al embrión que a la madre y criticó la falta de presupuesto dedicado a los niños ya nacidos en materias como los programas "Todos al cole" o los centros madrugadores. También calificó de "indecencia" el hecho de que el PP sólo haya cumplido su programa electoral en materia de salud reproductiva. A juicio de Murillo, "estas políticas procedentes del nacionalcatolicismo y la ultraderecha trata a las mujeres como úteros y no como personas" y puso como ejemplo a la chica de 22 años a la que se negó recientemente el aborto en El Salvador pese a que su vida corría peligro frente a países como Holanda, donde el aborto está despenalizado y las medidas contraceptivas son gratuitas (país, éste, que cuenta con el menor número de abortos de la Unión Europea).

 

Dolores Pereira, Secretaria de Igualdad en la Agrupación Socialista Jaime Vera de Salamanca, remarcó el carácter voluntario del aborto, al que considera una medida de libertad hacia la mujer. "Es triste que haya mujeres sin medios para abortar que tengan que recurrir a servicios que no cumplen unas mínimas garantías de seguridad para la vida". En este sentido, y pese a la vigencia de la Ley del Aborto del 2010, Soledad Murillo indicó que "en Castilla y León no se puede abortar porque no hay medios públicos para ello" (sí privados), lo que obliga a mujeres en esta situación a desplazarse fuera de su lugar de residencia para llevar a cabo un intervención que, a juicio de Dolores Pereira, "nunca es plato de buen gusto".