La moda de ir a una casa rural por San Valentín tiene en Castilla y León su máximo exponente

Alojamiento de turismo rural.

Ávila, en el 'top' de las cinco provincias más elegidas.

Las casas de turismo rural en Castilla y León figuran entre las más demandadas para una escapada en San Valentín, que además este año coincide con Carnaval y que es tras el puente de Reyes la primera ocasión que ofrece 2015 para preparar un desplazamiento.


Según el portal de alojamientos http://www.clubrural.com/, las cifras de reservas para los días 13, 14 y 15 de febrero superarán los datos del pasado año. A más de una semana para su llegada, ya hay un 96.40% de las gestiones realizadas en 2014, una cifra que con toda seguridad se incrementará, ya que todavía quedan diez días para la celebración.

De hecho, las casas rurales saben que es una fecha en la que crecen las reservas y por ello preparan ofertas, donde los paquetes románticos incorporan cenas en pareja, regalos personalizados, tratamientos de spa o decoraciones especiales.

Los destinos que están generando más reservas entre los viajeros para estas fechas son Castilla y León, con el 24,86% de las mismas; Andalucía, que hasta el momento registra el 13,55%, y Cataluña, con el 12,99% de las gestiones. En cuanto a las provincias, el 'top' 5 está ocupado por Ávila (8,53%), Cantabria (6,45%), Madrid (5,90 %), Granada (5,90%) y Girona (5,18%).

En cuanto a los alojamientos más demandados para estos días, destacar que tienen características comunes: la mayor parte se encuentra en provincias costeras, como Cantabria, Asturias o Castellón y, sobre todo, en localidades pequeñas.

Además, los turistas que viajarán ese fin de semana prefieren casas que se encuentran a las afueras del casco urbano y con una capacidad máxima de diez personas, aunque las que más demanda tienen son las que ofrecen estancias solo para dos.

Entre otros servicios destacados en las casas rurales solicitadas para el fin de semana de San Valentín se encuentran la barbacoa en el jardín y la chimenea en el interior.