La mitad de las muertes en bici, por no llevar casco

Un informe de Mapfre vincula no usar el casco con las lesiones más graves y advierte del notable incremento de los ciclistas muertos, coincidiendo con la incorporación masiva al tráfico de la bici como medio de transporte.

La mitad de las muertes de ciclistas registradas se produjeron porque éstos no llevaban el casco de la bici, según se desprende de un estudio presentado este martes en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso por la Fundación Mapfre, que señala también que el 56% de los accidentes en este ámbito tuvieron lugar en las ciudades.

 

El encargado de presentar el trabajo ha sido el director general del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Julio Laria, cuyo título es 'Ciclistas, cascos y lesiones en la cabeza'. En su exposición, ha lamentado que, mientras que el número total de fallecidos por accidentes de tráfico en general se ha reducido de forma notable, el número total de ciclistas víctimas de tráfico ha experimentado un incremento.

 

A su vez, Laria ha destacado que en la última década se ha producido un incremento del 33% en el número de ciclistas que son heridos graves por accidentes. "En resumen, se habla de 711 víctimas mortales entre 2003-2011, 4.896 heridos graves, muchos con secuelas incapacitantes e irreversibles, y otros 25.400 heridos leves, en total de 31.007 víctimas totales", ha detallado. Asimismo, ha agregado que el 20% de los ciclistas fallecidos perdiron su vida en accidentes en solitario, sin vehículos de por medio, y según datos de las aseguradoras alemanas, dicho dato ascendería al 40 por ciento en los casos de accidentes nocturnos de ciclistas.

 

El estudio lo ha centrado en 28 muertes de ciclistas por accidentes de tráfico, señalando que la causa principal de la muerte es el traumatismo cranoencefálico en 16 de los 28 casos, "lo que representa el 57 por ciento de causa de fallecimiento por traumatismo de estas características". Además, ha señalado que el 71 por ciento de los fallecidos por accidentes de bicicleta son parcial o íntegramente los responsables.  "Estamos ante un patrón de alto peligro o preocupación porque siendo como es obligatorio en carretera, casí la mitad de los fallecidos en carretera no llevaba el casco", ha indicado.

 

Laria ha afirmado en este contexto que se podrían haber evitado muchas muertes si se hubiera controlado el uso obligatorio del casco. Por ello, ve necesaria una protección integral a través del uso del casco, si bien apuesta por los 16 o los 18 años para hacer su uso obligatorio. "No soy imparcial y llevo 25 años al cargo de la ONT viendo como mueren ciclistas por traumatismo cranoencefálico tras un simple resbalón o un roce contra un coche. En un país desarrollado las muertes evitables simplemente se evitan", ha sentenciado en palabras del director de la ONT, Rafael Matessanz.

 

Esta comparecencia forma parte de la lista de expertos que han dado su opinión este martes en la Cámara Baja sobre el nuevo Reglamento General de Circulación que prepara el Gobierno, y la Ley de Seguridad Vial, actualmente en tramitación parlamentaria.

Noticias relacionadas