La mesa de vacuno de vida, condenada a no entenderse

Los ganaderos volvieron a demandar un ajuste del valor de los animales, especialmente de las hembras, por debajo de su precio
"Llevaremos este debate a la mesa las veces que sea neceario porque hay que arreglar los precios de las hembras de manera especial, también de los machos, porque la Lonja no se ajusta a la realidad". Estas palabras de Ricardo Escribano, ganadero de vacuno, volvieron a llevar la polémica a la mesa de vacuno de vida y en esta ocasión consiguieron el compromiso del presidente de "arreglar este problema", pero no será con una reunión, si no cada lunes se ajustará en función de las necesidades.

No obstante, el sector comprador mostró de nuevo su malestar por este hecho y porque el valor de los animales tenga que modificarse al alza, cuando ellos consideran que "están en su precio y siempre estamos con las mismas". Pero lo cierto es que las palabras de Escribano y del resto de componentes de la mesa están de acorde con la realidad de un mercado que realiza operaciones por encima del precio que marca la Lonja de Salamanca.

En esta ocasión y en el mercado del lunes, los tratantes señalaron que los machos se habían vendido mejor que la semana pasada, "que no bien del todo", pero que las hembras habían sido un "desastre". Los ganaderos señalaron lo contrario y demandaron subida para machos y hembras. Al final, el presidente de la mesa, Eloy García, optó por subir el precio de los machos 0,03 euros y repetir las hembras aunque señaló que estaban "para bajar", por lo que para él, ya han tenido el primer "ajuste".

Por su parte, el Mercado de Ganado contó con menos cabezas de las habituales en semanas pasadas, con 852 animales con una calidad desigual y partidas que dejaban mucho que desear en kilos y en otros aspectos.

La carne sigue su rumbo al alza
Por otro lado, la mesa de vacuno de carne acordó casi por unanimidad una subida de 0,03 euros para todas las categorías, machos y hembras, incluidos erales y novillos, con una repetición para los toros y un descenso para las vacas de 0,03 euros, que pierden un poco de fuelle.

El ovino, también 'tarifa plana'
Por último, la mesa de ovino, a su manera, tomó la decisión de repetir el valor de los lechazos y corderos sin más discusión que la habitual con los argumento de bajada de Francisco Rubio, compador, quién señaló que hay que bajar el precio "porque todos los años por esta época lo hace".