La mesa de la patata se despide en una jornada con signo de repetición

El Mercado de Ganado contó con dos compradores que adquirieron 850 animales entre los dos
Poco que contar en las mesas de la patata, cereales, vacuno de vida y carne y ovino con una repetición de los precios en cada una de las mesas, con poco que contar por la estabilidad de los mercados esta semana.

Así, la mesa de la patata optó por la estabilidad en su última celebración de la temporada ya que se despide hasta el próximo año, dejando una campaña con buenos precios y rentabilidad para el agricultor, así como un entendimiento entre las partes que componen el sector.

La mesa de cereales, por su parte, se prolongó durante apenas tres minutos, debido al entendimiento entre las partes por la estabilidad de los mercados, con una repetición de los precios. No obstante, tanto Valentín Rodríguez como Jesús Diego sí señalaron que el mercado internacional había cotizado al alza y se podía subir el precio de los cultivos.

En la mesa de vacuno de vida, más de lo mismo, con una repetición del precio de machos y hembras, en una jornada en la que el mercado contó con casi 1.400 cabezas y dos compraodres que se hicieron con 850 animales, lo nunca visto en el recintio, hecho que animó una jornada de ventas normal, con los machos más animados que las hembras. Esta situación quedó reflejada en la mesa de vida por lo anormal de la misma, ya que nunca se compran tantos terneros a la vez.

La mesa de vacuno de carne también marcó el signo de repetición, al igual que la de ovino a pesar de la petición de bajada por parte de algunos miembros del sector comprador.

Así, la Lonja Provincial marcó el signo igual en una jornada de estabilidad.