La mesa de la patata denuncia un mercado ilegal que está "hundiendo al sector"

Las tres variedades cotizadas sufren un nuevo descenso y su precio actual es ya irrisorio. Consulte la LONJA PROVINCIAL

De mal en peor; la crisis de la patata evoluciona cada semana a peor y los acontecimientos no hacen otra cosas que bajar la actividad del mercado y llevar a la ruina a los profesionales del sector.

De hecho, en la cotización semanal, los miembros de la mesa señalaron que existe "un mercado ilegal que está perjudicando aún más los intereses de todos los componentes del sector porque no hay papeles, no hay nada y a esa gente es a la que hay que perseguir", denunciaron.

Otro aspecto negativo más para un sector que también sufre la entrada de patata procedente de Francia, con lo que el mercado se verá aún más saturado y las opciones de venta de los productores salmantinos y españoles, todavía más perjudicadas.

Y como la meteorología tampoco acompaña, el cultivo está mejor en la tierra que en los almacenes, "porque hace un calor excesivo y lo único que se puede conseguir es que se pudra y el productor se vea obligado a tirarlo o regalarlo, más de lo que lo hace ahora", señalaron en la mesa.

Porque el precio de la patata después de la cotización lastró cualquier opción de desarrollo del sector con una bajada en las tres categorías analizadas como son la jaerla (-5), la variedad roja (-10) y la agria (-10) para cotizar a 55 euros por toneladas las dos primeras y 80 la tercera, muy lejos de la rentabilidad.

El porcino, más estable
Por su parte, el porcino blanco sigue contando con el equilibrio necesario entre la oferta y la demanda para conseguir la estabilidad, por lo que la tendencia de repetición fue clara para todas las categorías cotizadas en la mesa, incluidos los tostones, al menos por el momento.

En el ibérico, el mercado está más revuelto y pese a que éste podía absorber una subida, la mesa decidió una repetición pese a la oposición de dos ganaderos, José Luis González y Celestino Martín que solicitaron al presidente una cotización al alza.

Los lechones bajaron 0,20 euros y 0,15 euros los marranos y 0,10 euros los primales.