La mejora de las ayudas de la PAC centra las peticiones de las OPA al Comisario de Agricultura de la Unión Europea

Asaja le ha trasladado la inquietud del sector y COAG que apoye una PAC generadora de riqueza y empleo

El Comisario Europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, ha llegado a España para reunirse con los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) para conocer de primera mano sus impresiones de cara a la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) para el periodo 2014-2020.

De este modo, desde el sindicato agrario COAG, se ha pedido a Ciolos que priorice la producción de alimentos, la agricultura profesional generadora de empleo y la seguridad alimentaria de Europa. Así se lo han trasladado el Secretario General de COAG, Miguel López, y el responsable de Organización, Miguel Blanco, durante el encuentro mantenido con Ciolos.

Para COAG, las propuestas de reglamentos que ha presentado la Comisión Europea resultan alarmantes, ya que se presenta exclusivamente una legitimación pseudoverde y territorial para la nueva PAC, dejando de lado la legitimación económico-productiva y socio-laboral, fundamental en la afirmación del carácter estratégico del sector agrario, más aún en el actual contexto de crisis.

“Creemos que es necesaria una nueva PAC y rechazamos una reforma que profundiza en los errores que han llevado al sector agrario a la crisis actual, desacoplamiento de los pagos directos (desligándolos aún más de la actividad productiva real en las explotaciones) y en la desregulación y liberalización de los mercados agrarios. Desde 2003, el sector agrario español acumula una pérdida de renta de 31%. Sería una grave irresponsabilidad por parte de la UE seguir poniendo en peligro el tejido productivo agrario”, ha argumentado Miguel Blanco.

Entra las propuestas planteadas, los representantes de COAG han mantenido que la nueva PAC debe centrarse en conseguir una actividad agraria rentable (entendido como unos precios remunerativos por encima de los costes de producción) y sostenible, de forma que los agricultores/as y ganaderos/as inviertan en sus explotaciones y puedan dar paso al relevo generacional en las mismas. Por este motivo, López y Blanco han propuesto al Comisario que las ayudas se dirijan exclusivamente hacía los agricultores activos, aquellos que realizan una agricultura productiva, creando riqueza y empleo en el medio rural. Asimismo, es vital una decidida política de regulación de los mercados y de un reequilibrio de la cadena agroalimentaria.

Asaja pide un aumento de las ayudas
Por su parte, la organización agraria Asaja, en bioca de su presidengte nacional, Pedro Barato, ha transmitido a esta autoridad europea la inquietud de los productores españoles respecto al resultado final de la reforma y lo que es también prioritario, la partida presupuestaria con la que contará para llevarse a cabo. Además, se han analizado temas de vital importancia para Asaja como son la ganadería, la gran olvidada de esta reforma, el celebre greening, una injustificada carga mas para el productor o la ausencia de instrumentos de gestión de mercado, tan necesarios en situaciones de crisis precios como las que afectan en estos momentos a algunas de nuestras producciones.

El presidente de Asaja ha trasladado al comisario Ciolos su preocupación al comprobar que la reforma diseñada por Bruselas no se adapta a las características básicas de la agricultura española. La propuesta parece estar dirigida hacia agriculturas de monocultivo y zonas homogéneas, mientras que nuestras producciones son muchas y diversas como también lo son nuestros territorios y sistemas de explotación. “Nos preocupa que la propuesta no diferencie entre secano y regadío, que penalice a los sectores mas productivo o que no ofrezca salidas a la ganadería, en especial la que no esta ligada a la superficie”, ha argumentado Pedro Barato.

Respecto a esta última, el presidente de Asaja ha calificado de “sangrante” el tratamiento que se hace de la ganadería que, sin duda, es la gran olvidada en estas propuestas, dejando, solo en apariencia, a los Estados Miembros la posibilidad de paliar las deficiencias a través de pagos asociados. El tratamiento que la propuesta hace de los pagos acoplados supone un ninguneo hacia la ganadería por lo que deben incorporarse a la propuesta las correcciones necesarias para que este sector no resulte perjudicado.

En cuanto a los mecanismos de gestión de crisis estos deben reforzarse para poder gestionar de forma ágil y dar cobertura a todos los sectores y productos afectados. Igualmente, debe ser reforzado el papel de las Interprofesionales y adecuada la política de competencia a la realidad del sector.

Por último, ASAJA considera que en esta reforma debe prevalecer la búsqueda de la competitividad de la agricultura, dando prioridad a las inversiones en las explotaciones y en infraestructuras agrarias, la innovación e investigación y en el relevo generacional, apoyando el abandono mediante medidas de cese anticipado y/o reestructuración de sectores no competitivos y la incorporaciones jóvenes a la actividad agraria.