La mejora de la situación económica de Peñaranda permite dejar sin efecto en un año el plan de ajuste previsto para dos

El concejal de Hacienda, Isidro Rodríguez, y la alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila, durante la rueda de prensa.

La alcaldesa de Peñaranda de Bracamonte se mostró “satisfecha con moderado optimismo”

La alcaldesa de Peñaranda de Bracamonte se mostró “satisfecha con moderado optimismo” tras la liquidación del presupuesto de 2016 que contempla una mejoría de la situación económica de las arcas municipales tras “el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, observancia de la regla de gasto, la consecución de un importante ahorro neto, y rebaja de la deuda”, según informó la primera edil. 

 

En este sentido, resaltó que “el resultado presupuestario ajustado es positivo y también por primera vez desde 2010 el remanente de tesorería ha sido positivo”. Todo ello permitirá al Ayuntamiento “dejar sin efecto el plan económico financiero previsto para dos años y posibilita acudir a financiación externa si fuera necesario” manifestó Ávila de Manueles. 

 

La alcaldesa de Peñaranda destacó el control en el capítulo de gastos corrientes, donde se ha gastado menos del dinero previsto, y señaló que “en contra de las malas previsiones y malo augurios del Partido Popular, los datos hablan por si solo”. “El recorrido que hemos emprendido en nuestro primer año completo de gestión de un presupuesto, es favorable e intentaremos seguir en esa misma senda”. 

 

El concejal de Hacienda, Isidro Rodríguez Plaza, comparó las liquidaciones de presupuestos de 2014, la última completa del Partido Popular, y la del 2016 con responsabilidad única del Partido Socialista.

 

Según las cifras del edil socialista señaló que el resultado presupuestario ajustado en 2016 fue de 654.446 euros mientras que en 2014 fue de 33.820. El ahorro neto ha resultado 569.000 euros frente a los 230.000 euros del 2014.

 

Rodríguez Plaza señaló que en 2014 el remanente de tesorería fue negativo con 338.000 euros y mientras que el 2016 terminó con remanente de tesorería positivo de 121.125 euros. 
Además, apuntó que el endeudamiento ha pasado 65,04% en 2014 al 36,84 en 2016.