La Medalla de Oro de Unamuno, "en manos" de la USAL

Familiares de Unamuno y el rector observan la medalla (Foto:F.RIvas)

El reconocimiento que hizo la ciudad al escritor descansará en la Casa Museo Unamuno, donde estará a la vista de aquellos que se acerquen a ver los aposentos del escritor.

Cinco nietos, varios bisnietos y dos tataranietos de Miguel de Unamuno han visitado este viernes la casa en la que vivió el pensador, literato y político durante su etapa como rector de la Universidad de Salamanca (USAL).

 

Durante esta visita, los descendientes de quien fuera una de las personalidades más destacadas de la Generación del 98 han hecho entrega a la institución académica de la Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca, que recibió a título póstumo en 2012.

 

Ahora, este reconocimiento se incorporará a los fondos que recuerdan al pensador en la Casa Museo Unamuno, que se encuentra junto al Edificio Histórico de la USAL y donde se pueden ver sus manuscritos, utensilios personales, libros que reunió a lo largo de su vida, ropajes y otros objetos tan personales como las famosas figuras de papiroflexia que realizaba.

 

 

El acto de entrega ha contado con la presencia del rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, la directora de la Casa Museo Unamuno, Ana Chaguaceda Toledano, miembros de la familia Unamuno y otras personalidades académicas, sociales y políticas.

 

Durante el encuentro, el poeta Julio de Manueles ha recitado el poema de Miguel de Unamuno ‘Oda a Salamanca’. Y, posteriormente, han tomado la palabra el rector, el alcalde y el nieto Pablo Unamuno, en representación de la familia.

        

Precisamente, el nieto ha manifestado su satisfacción por depositar esta medalla junto a los objetos de su abuelo que descansan entre esas cuatro paredes y que cuentan con el “mimo y el cariño” de los profesionales de la USAL como la directora de la Casa Museo, Ana Chagaceda.

 

RECTOR Y ALCALDE

 

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca ha mostrado su deseo de que la medalla disponga de “un espacio muy especial” dentro del hogar en el que vivió el literato y rector de la USAL, quien “tenía muy clara la estrecha relación” entre la universidad y la sociedad en general.

 

En cuanto al alcalde de la ciudad, Fernández Mañueco ha reconocido que la elección de la Casa Museo para que se muestre la medalla ha sido una decisión “muy acertada”, porque es el espacio salmantino “donde se guarda su memoria”, la memoria de “un Unamuno que no es de unos o de otros, sino que es y será siempre universal”.