La Masonería Española vuelve a Salamanca el próximo 4 de julio

Óscar de Alfonso acudirá a Salamanca el 4 de julio

El Gran Maestro de la Gran Logia de España consagrará la Respetable Logia Helmántica número 182.

El Gran Maestro de la Gran Logia de España, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso, asistido por Grandes Oficiales de la Gran Logia Provincial de Castilla, consagrará el próximo 4 de julio la Respetable Logia Helmántica número 182 que supondrá el retorno de la Masonería Española a Salamanca, como apuntan desde El Oriente, publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España.
 
Con motivo de la consagración del nuevo taller, formado por Maestros Masones que trabajaban mayoritariamente en la Respetable Logia Hermes número 53 de Valladolid, el Gran Maestro será recibido por las autoridades locales y académicas de la ciudad. 

La Logia Helmántica número 182 será punto de acogida fraternal para muchos de los Queridos Hermanos, sobre todo de origen americano, que acuden a Salamanca a completar su formación en la Universidad, fundada en 1218, que, tras Bolonia, Oxford y París, es la cuarta más antigua de Europa, y la primera en ostentar el título de Universidad gracias a la bula otorgada por el Papa Alejandro IV en 1255.
 
La ciudad castellana tendrá por fin una logia auténtica. Salamanca es conocida y visitada por masones de todo el mundo por albergar una falsa Logia, recreada durante el Franquismo, donde el material fue dispuesto de forma grotesca para ridiculizar a la institución. Este espacio, abierto al público en los años 90 expuesto tal y como se dispuso, constituye ya un símbolo universal de la represión de la que han sido objeto los miembros y la honorabilidad de la Orden.
 
Con motivo de la consagración, la Gran Logia de España recordará al Maestro Masón Atilano Coco, Venerable Maestro de la Respetable Logia Helmántica del Grande Oriente Español, que el 9 de diciembre de 1936 fue fusilado en el transcurso de la represión iniciada tras el comienzo de la Guerra Civil. Coco había sido iniciado en 1920 en la Gran Logia Unida de Inglaterra, durante el tiempo que se encontraba en ese país para completar su formación religiosa como pastor de la Iglesia Anglicana.

Detenido el 31 de julio de 1936, ingresó en la prisión provincial a disposición del comandante militar. Durante todo el tiempo que permaneció en prisión nunca fue acusado formalmente de nada, pero en su detención fue determinante el hecho de ser protestante, maestro, republicano y masón. Amigo personal de Miguel de Unamuno, los intentos del entonces rector de la Universidad para liberarlo fueron inútiles.