'La Malhablada': Una voz al arte emergente en Salamanca

Una empresa de gestión cultural que da espacio a cualquier muestra de expresión artística e impulso a los jovenes creadores Salmantinos. Su apuesta es el microteatro y está enfocado a todo tipo de público.

 

 

MÁS INFORMACIÓN

 

'La Malhablada' abre sus puertas de miércoles a domingo y tiene un coste de tres euros, información sobre los espectáculos y actividades ofertados en la web:

 

http://www.lamalhabladasalamanca.com

Sonia Díez, Paz Pedraza y Gloria Hernández son las tres promotoras de una nueva entidad artística que ha abierto sus puertas hace apenas un mes en Salamanca.

 

Un edificio situado en pleno casco antiguo (Calle Meléndez) las encandiló desde el primer momento. Se trata de un lugar con historia, construido en 1908, planteaba serios problemas estructurales y decidieron ponerse manos a la obra y reformarlo ellas mismas. De esta manera ellas han ido dejando su impronta personal en cada rincón, rehabilitándolo a su gusto y adaptándolo para poder albergar a las variopintas actividades que flotarán entre sus paredes. Tras una tormenta de ideas fijaron el nombre, que debería ser compuesto, con carácter y femenino, dado que consideran que la mujer tiene un importante papel en este siglo.

 

Detalle de la planta superior (Foto: Raquel F-Novoa)

 

Ávidas de emprender esta nueva experiencia, comenzaron en 2013 a mover la idea en redes sociales y pusieron en marcha un sistema de financiación en crowfunding donde proponían diversas cantidades para que la participación estuviese desde un principio al alcance de todos los bolsillos. De esta manera han podido colaborar personas anónimas que eran compensadas con tickets para espectáculos, a empresas interesadas en dar alas a la cultura como es el caso de Grupo Feltrero o de la fundación Miguel Delibes.

 

La participación ha sido abrumadora ya que, en tan solo cuarenta días se superó la cantidad que necesitaban.Esto demostró a las tres fundadoras que su propuesta iba a entrar con fuerza en la sociedad Salmantinas y supuso una inyección mayor de ganas de seguir adelante.

 

Rincón de una sala de exposición (Foto: Raquel F-Novoa)

 

Desde el día que abrieron sus puertas confiesan haber sorprendido a perfiles de personas muy variados y de todo rango de edad. La diversidad entre las artes escénicas ofertadas es infinita, porque eso es lo que buscan, romper moldes y presentar una experiencia diferente cada día. Todo el mundo puede encontrar una oportunidad al abrigo de sus paredes para darse a conocer y para probarse. Esta es la manera mediante la cual promete dar a los jóvenes creadores ese empujón necesario para recibir su merecido reconocimiento.

 

Detrás de ‘La Malhablada’ hay mucho más, se definen como una empresa de gestión cultural, no solamente un espacio físico. Antes de irnos, nos dieron un consejo para los jóvenes artistas: “Que pierdan el miedo, que trabajen muchos y que confíen en sí mismos y en su proyecto”.

 

Puerta principal (Foto: Raquel F-Novoa)