La ludoteca de Guijuelo se despide del curso con un cuentacuentos y una actuación de magia

Cartel anunciador de las actividades de la Ludeoteca Municipal de Guijuelo

Un cuentacuentos abrirá, a las 17,00 horas, las actividades de una tarde especial para socios que servirá de preludio para el comienzo, el 4 de julio, del ‘Ludoverano’.

La Ludoteca Municipal de Guijuelo podrá el viernes fina su ciclo escolar con la fiesta para socios, a partir de las 17,00 horas. La tarde, con un eminente componente lúdico, comenzará con una sesión de cuenta-cuentos para niñas y niños a partir de 3 años, a cargo de ‘Habichuela Cuentacuentos’ titulada ‘Raíces’. Raíces es un bosque no muy lejano de aquí donde viven diferentes animales a los que les ocurren historias disparatadas. Un erizo buscando comida, una casa en medio del bosque, lobos buenos y no tan buenos... Una sesión de cuentos donde predomina el humor y las sorpresas cargado de sonidos de la naturaleza lleno de poesía, imaginación y emociones, con un pequeño guiño a la Lengua de Signos.

 

 

Después, le llagará el turno a ‘Mago Oski’ que mostrará su espectáculo de magia participativo, ‘Colores mágicos’, lleno de humor y música, para todos los públicos, donde la ilusión y la magia traspasarán fronteras, llegando a las manos de los presentes. “No es la primera vez que contamos con el Mago Oski, pues realiza un espectáculo que gusta mucho a los niños”, apuntaba la concejala de Cultura, Mª Jesús Moro Tejedor.

 

Con esta actuación se pone fin al curso escolar, aunque será partir del 1 de julio cuando la Ludoteca iniciará las actividades especiales enmarcadas en el ‘Ludoverano’. Con todas las plazas ya cubiertas, el ‘Ludoverano’ comenzará el periodo veraniego el 4 de julio, día en el que se iniciarán las sesiones de mañana.

 

Las actividades se desarrollarán del lunes 4 de julio al 29 de julio (en dos quincenas del 4 al 15 de julio y del 18 al 29 de julio) en horario de 10,30 a 13,30 horas mientras que en agosto (del 1 al 31 de agosto) el horario será de 10 a 14 horas con servicio de madrugadores (de 9 a 10 horas) y tardones (de 14 a 15 horas). “Lo que se busca es intentar conciliar la vida laboral y familiar de los vecinos de Guijuelo”, recuerda la concejala de Cultura.