La lucha por la Liga mira hacia Villarreal en una de las salidas más difíciles para el Barcelona

 
efe
Solventada, judicialmente, la viabilidad de la trigésima jornada de Liga, la lucha por el título se centra, esta semana, en el Villarreal-Barcelona, una oportunidad de reducir el margen de maniobra de los azulgranas, siempre que el Bernabéu vea, unas horas antes, ganar a su equipo.

El Real Madrid será el primero en mover ficha hoy, en el inusual horario de las seis, recibiendo al Sporting. Las bajas madridistas y el reencuentro Mourinho-Preciado, ya solventadas las asperezas de su roce dialéctico, servirán para aderezar un partido fundamental para las aspiraciones locales.

Una victoria y los tres puntos servirían para dar otro toque más de pimienta al duelo Villarreal-Barcelona, el gran partido de la semana. Con la posibilidad de que el Madrid esté a sólo dos puntos, en el momento de saltar al césped de El Madrigal, y con el partido en el Bernabéu a sólo dos semanas vista, la victoria del Barcelona, también con problemas de efectivos por el virus FIFA, se torna fundamental para sus intereses.

A todo esto, Sporting y Villarreal también tienen cosas que decir. Los asturianos están a sólo tres puntos del descenso, mientras que los levantinos están en el tercer peldaño de la clasificación pero empatados a puntos con el Valencia, que a las ocho de la tarde, también hoy, jugará en Getafe.

En la lucha europea y en sus aledaños hay partidos fundamentales. El Espanyol recibe al Racing, el Athletic viaja a Almería y el Sevilla recibe al Zaragoza. Tres enfrentamientos contra equipos con problemas. Además, el Atlético de Madrid viaja a Pamplona para medirse ante un renacido Osasuna, que todavía podría optar a luchar por los puestos europeos.