La lucha contra la violencia de género no puede parar por la crisis

Los sindicatos piden que, a pesar de la crisis, no haya recortes en la lucha contra esta lacra social

Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) han pedido al Ayuntamiento de Salamanca que incluya a representantes de sus sindicatos en el Consejo de la Mujer en la ciudad.

 

Así lo han manifestado la secretario general de la Mujer de UGT, Fonsi Bonafonte, y sindicalista de Comisiones Obreras Carmen Logero, quienes han mantenido un encuentro con los medios de comunicación para analizar la situación de la mujer con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género.

 

Durante la rueda de prensa, las dos representantes sindicales han mostrado su malestar por los recortes llevados a cabo desde las distintas instituciones, Gobierno Central, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento, en materia de igualdad y en lucha contra los malos tratos.

 

Además, han criticado que se hayan producido descensos en los presupuestos para materias también directamente relacionadas con la prevención y la lucha contra la violencia de género en los diferentes ámbitos laboral, social y familiar.

 

Para mejorar la actual situación, las representantes de CCOO y UGT Salamanca han pedido que haya “implicación” de todas las instituciones y una mayor coordinación, que se realice el desarrollo reglamentario de la Ley de Violencia de Género en Castilla y León, que se convoque la mesa de seguimiento y desarrollo del acuerdo sobre violencia de género alcanzado en el diálogo social y que se dé “continuidad” al Observatorio de Género de Castilla y León.

 

También, han solicitado que “se desarrolle” el plan de apoyo a las mujeres del medio rural 2010-2015, que se pongan en marcha unidades de valoración integral del riesgo, que se promuevan nuevas acciones de sensibilización y formación, que se invierta en nuevas medias de apoyo a la igualdad, que se mejore la atención a las víctimas, que haya un seguimiento “más exhaustivo” en los casos de acoso laboral, y que se incluyan a los sindicatos en el Consejo de la Mujer de Salamanca, entre otras medidas.