La locura condena al Guijuelo…

El equipo de Rubén de la Barrera cae en el minuto 94 por un nuevo error defensivo ante un equipo con diez después de unos primeros 45 minutos de locura. En la segunda parte bajaron el ritmo y la intensidad.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Wilfred; Gago, Á. Martínez, Tejedor, Jonathan; Javi Moreno, De la Mota (m. 80 Tomás), Manu (m. 76 Peña), Carlos Rubén (m. 65 Valero); Chuchi y Ballesteros.

 

RACING DE SANTANDER: Mario; Francis, Iñaki, Agustín, Javi Soria, Andreu (m. 76 Lafuente), Nieto, Granero (m. 18 Sergio), Ayina (m. 62 Miguélez), R. Durán y Saúl García.

 

GOLES: 0 – 1 minuto 10, Saúl García. 1 – 1 minuto 12, De la Mota. 2-1 minuto 19, Jonathan de penalti. 2 – 2 minuto 25, Javi Soria. 3 – 2 minuto 32, Chuchi. 3 – 3 minuto 94, Javi Soria.

 

ÁRBITRO: Milla Alvendiz (colegio andaluz). Amonestó con amarilla a Tomás (m. 82) y expulsó con roja directa a Mario (m. 18) y amonestó a Andreu (m. 43), Francis (m. 49), Durán (m. 75) y a Miguélez (m. 84) por parte del Racing de Santander.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la tercera jornada de Liga del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado, por primera vez en la historia a CD Guijuelo y Racing de Santander. El encuentro se ha disputado en El Municipal de Guijuelo ante más de 800 espectadores. El arbitraje, una vez más, malo de solemnidad.

Partido de locura y de nivel que se le escapó al CD Guijuelo por un nuevo error defensivo en el minuto 94 después de que el central Javi Soria se colara entre los defensas del Guijuelo en un balón por arriba para hacer el 3 - 3, quedándose el equipo con cara de tonto, después de una primera parte de locura que el equipo supo remontar. En la segunda parte el equipo jugó con fuego y se terminó quemando...

 

El partido lo tenía todo para ser especial por el rival, el día y el excepcional tiempo para la práctica del balompié. La jornada prometía… y mucho con ánimo en las gradas y unas aficiones que vivieron con intensidad el partido, con unos incondicionales del Racing que se dejaron notar.

 

De la Barrera salió de inicio con las novedades de Ángel Martínez en la izquierda desplazando a Gago a la derecha y a Valero al banquillo, mientras que arriba, entró ‘matador’ Ballesteros en lugar de Rubén Peña para intentar dotar al equipo de más presencia arriba y lo más importante: gol.

 

Desde el principio, el Guijuelo intentó imponer su ritmo ante un buen equipo que también quería la pelota, con un juego por las bandas en busca de unos activos Gago y Manu, con ‘matador’ Ballesteros como ‘9’ para cazar alguna.

 

Y como el partido prometía, no defraudó. En el minuto 10 y tras dominio alterno de la pelota, el Racing se adelantó, como no, por un fallo defensivo, ya que Saúl García aprovechó un perfecto centro desde la derecha de Nieto para batir a Wilfred desde dentro del área, poniendo el 0-1.

 

Pero lejos de venirse abajo, el Guijuelo hizo lo más difícil en el menor tiempo posible: empatar casi en la jugada siguiente. Una llegada peleada del ‘duende’ Manu Moreira, que derrochó potencia y garra, dejó un rechace muerto dentro del área para que De la Mota marcase a placer. Y solo seis minutos después, el Guijuelo iba a darle la vuelta al marcador gracias a Javi Ballesteros que peleó una pelota para adentrarse en el área y plantarse ante Mario, para derribarle y cometer penalti que le costó la expulsión.

 

Los cántabros se quedaban con 10 hombres y Jonathan Martín anotaba la pena máxima con clase para llevarse el dedo pulgar a la boca y dedicarle el tanto a su hijo. Era el 2-1 y El Municipal era un clamor.

 

Pero el fútbol y el Guijuelo son capaces de lo mejor y lo peor y en el minuto 24 el Racing iba a empatar por unas manos ‘tontas’ e inocentes de un Tejedor desafortunado durante todo el choque tras repeler desde el suelo el balón. Javi Soria hizo el empate y el Racing pudo adelantarse tras un nuevo errar en la zona izquierda del Guijuelo con Martínez y Tejedor desbordados (una vez más) pero la pelota se marchó a córner.

 

CHUCHI LE HACE UN HOMENAJE AL FÚTBOL

 

Y solo unos minutos después, Chuchi, el ‘10’ del Guijuelo, llevó el delirio a la grada e hizo que el precio de la entrada mereciera la pena. Rescató un balón del cielo y de chilena batió por arriba al portero Sergio poniendo el 3-2 en el marcador y un poco de cordura a un partido loco, levantando a toda la afición de sus asientos. Golazo de Chuchi… que llevó además al equipo en volandas.

 

A partir de ahí el partido frenó su ímpetu y se llegó a un descanso merecido en una primera parte tan loca como bonita para el espectador. Eso sí, el Racing daba una gran sensación de peligro cada vez que pisaba el área de Wilfred.

 

MÁS CONTROL Y MENOS LOCURA... PARA UN FINAL DRAMÁTICO

 

La segunda mitad comenzó con más tranquilidad pero el Guijuelo quería más y un gol más cerraría el partido. No obstante, las acometidas del Racing siempre creaban peligro pero el partido parecía más controlado e incluso la zaga salmantina se entonó en unos segundos 45 minutos más calmados con más pelota para los locales.

 

De la Barrera movió ficha para dar consistencia al equipo y retiró del campo a Carlos Rubén por Valero que se colocó por delante de Gago en la derecha, pasando mano al costado izquierdo. El Guijuelo subió líneas y aumentó la presión para que el Racing no pudiera sacar la pelota con comodidad.

 

Los visitantes dieron un susto en una mala salida de Wilfred en un córner pero Jonathan salvó en la línea de gol el empate. El portero del Guijuelo salvó un mano a mano con Lafuente en unos últimos minutos donde el Racing lo intentó hasta conseguirlo... en el minuto 94 con un nuevo error de la defensa al colarse entre los centrales Javi Soria para hacer el empate a 3 y dejar al Guijuelo con cara de tonto.

 

El partido también dejó un trabajo impagable de Javi Ballesteros, que se pegó con los centrales y fue una referencia continúa y solo le faltó el gol para redondear un gran partido, igual que De la Mota o Manu. Pero sigue evidenciando problemas atrás y problemas para cerrar los partidos, en este caso ante diez jugadores durante más de 70 minutos. Buena primera parte y menor ritmo en la segunda hacen que el Guijuelo sea condenado por la locura...

Los jugadores del CD Guijuelo, decepcionados al recibir el gol del empate (Foto: Chema Díez)
Ver album