La localidad construirá seis nuevas viviendas de protección oficial

Proyecto. La parcela, ubicada en el polígono 501, tiene una extensión de 17.000 metros cuadrados de los cuales 660 se destinarán a edificar viviendas de 110 metros y otros 900 albergarán viviendas libres
LORENA LAGO

La localidad de La Maya contará con seis nuevas viviendas de protección oficial. Así lo indicó ayer el alcalde del municipio, Javier Benito, quien confirmó, de igual forma, que las gestiones para que la Junta pueda empezar a edificar están ya muy avanzadas.

La parcela donde se ubicarán estas nuevas viviendas se encuentra al lado de la localidad, dentro del término municipal, en el polígono 501. Se trata de un terreno de 17.484 metros cuadrados de extensión, de los cuales un total de 2.558 cuentan con la clasificación de suelo urbano. Sobre los mismos, por lo tanto, se podrán edificar unos 660 metros cuadrados, lo que significa que cada vivienda tendrá unos 110 metros cuadrados de extensión que, en un suelo de estas características, adquirirán un precio de alrededor de 15.484 euros por hectárea. Además, como explicó Javier Benito, se reservarán otros 900 metros para vivienda libre, en caso de que haya personas interesadas en construir y otros 312 metros cuadrados para espacios libres donde se podrán asentar servicios públicos. De igual forma la previsión es que este lugar cuente asimismo con 16 plazas de aparcamiento.

Así pues, de la parcela 15.000 metros cuadrados serán espacios disponibles para la venta, con la intención de que todo aquel que lo desee se pueda establecer en la zona.

La intención final, como manifestó el primer edil de La Maya, es atraer el mayor número posible de jóvenes e incluso mayores, que vean en este lugar un espacio idóneo para poder vivir.

Y es que como manifiesta Javier Benito, “la despoblación se ha convertido en un problema importante en el municipio, por ello desde que llegamos al equipo de Gobierno nuestra intención siempre ha sido la de tratar que la gente no abandonara el municipio y que además lo encontrara como un lugar atractivo en el que poder asentarse y quedarse a vivir”. Así las cosas, los datos indican que las propuestas realizadas desde este Ayuntamiento están siendo un éxito, pues desde el año 2009 el número de empadronados no para de aumentar.

La principal causa de abandono del municipio siempre ha sido la ausencia de un suelo urbanizable y el alto precio que éste alcanzaba, una circunstacia que ahora se ve resuelta con la promoción de nuevas viviendas.

En otro orden de cosas, el primer edil no quiso apuntar cuándo comenzarán los trabajos sobre las parcelas, pues a partir de ahora será la Junta de Castilla y León la que dé el visto bueno y determine cuándo comenzarán a construirse. Sin embargo, Javier Benito manifiesta su esperanza por que comiencen en los próximos meses y estén terminadas en un plazo máximo de dos años, tiempo estipulado para que los dueños de las mismas puedan entrar a vivir en ellas.