La lluvia obliga a resguardar ‘La Charrada’

Asistieron grupos de Robleda, Miróbriga, Mogarraz, La Alberca, Salamanca y Consuegra, en Toledo
ÁNGEL S. Peinado
La vieja Miróbriga se transformó ayer en santuario del folclore popular de Castilla y León. El Sábado Santo, volvió a convertirse en una jornada de exaltación a la cultura tradicional representada por la música y los bailes populares de ésta y otras tierras como las toledanas representada por el grupo folclórico de Consuegra.

La fiesta de La Charrada cumplió ayer 31 años de historia, atrás quedaron aquellos duros comienzos de la Asociación Amigos de Ciudad Rodrigo que, con la colaboración directa del tamborilero José Ramón Cid puso en marcha uno de los eventos culturales más destacados de la región que comenzó denominándose Festival de La Charrada y finalmente tras la propuesta de Pilar Magadán, pasó a ser fiesta de La Charrada, declarada hoy Fiesta de Interés Turístico Regional.

La jornada festiva comenzó a las once de la mañana con el tradicional pasacalles a cargo de los tamborileros de Ciudad Rodrigo y comarca, y dulzaineros de la provincia, que recorrieron las calles del recinto histórico anunciando esta gran celebración, que durante algunos años gozó de uno de los espectáculos ecuestre-populares de gran atractivo, como eran las demostraciones de doma vaquera, promovido por la Asociación Charra del Caballo, que lamentablemente desapareció hace tres años.

Ayer, a pesar de que la lluvia deslució el pasacalles matutino de los tamborileros, por lo menos permitió celebrar en la Plaza Mayor la actuación de los grupos locales sobre la una y media de la tarde, llegando incluso a salir el sol y contribuyendo a que el espectáculo resultara atractivo y muy vistoso. Ceferino Torres fue el encargado de dirigir estas actuaciones en las que intervinieron los tamborileros de diferentes lugares, el grupo Infantil de la Asociación El Botón Charro de Miróbriga, grupo de Asprodes y dulzaineros de Alaraz. También el propio Ceferino Torres ofreció una exhibición de baile charro junto a la presidenta de la Asociación El Botón Charro, María José Calderero, aunque el protagonismo de esta mañana lógicamente se lo llevaron los niños y niñas del grupo infantil Botón Charro de Miróbriga. La mañana se presentó muy animada y el público pudo disfrutar de la animación y belleza de los bailes y trajes charros.

El plato fuerte del día llegó a las cinco de la tarde con el Festival de Música Tradicional, presentado por Ceferino Torres y María José Calderero. A pesar de que la tarde se presentó muy nublada y amenazando lluvia, el público no quiso perderse este espectáculo único que solamente puede verse cada Sábado Santo en la Plaza Mayor de Miróbriga aunque, en esta ocasión, el agua obligó a que se celebrara en el teatro Nuevo. Previamente tuvo lugar el pasacalles, bajo la lluvia, de los grupos participantes desde la Plaza hasta el teatro Nuevo.

La música y los ritmos de la subcomarca del Rebollar estuvieron presente a través de los grupos de Robleda, mientras que el grupo de la Asociación El Botón Charro de Miróbriga, ofreció una muestra del folclore salmantino de la tierra.