La lluvia desluce la Operación Bocata en Peñaranda

Las voluntarias de esta ONG católica en Peñaranda vendieron alrededor de mil bocadillos, con el fin de recaudar fondos para financiar un proyecto de solidaridad en La India

Con la venta de bocadillos de chorizo, salchichón, lomo y tortilla de patata, la Organización No Gubernamental católica Manos Unidas salió un año más a las calles de Peñaranda en la celebre Operación Bocata. Los bocadillos se repartieron en los centros escolares de la ciudad así como en la Plaza de España, junto al edificio de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. 

 

En total se vendieron alrededor de 1.000 bocadillos al precio de dos euros, que se destinaron a a la construcción de un dispensario en Maharashtra (India). Se levantará la infraesctuctura necesaria para atender a los enfermos de la zona y se instalará un sistema solar, que beneficiará directamente a una población de 13.000 personas que verán mejorada su salud. 

 

Los preparativos de la Operación Bocata arrancaron hace unos días cuando las voluntarias se dirigieron a diferentes establecimientos y tiendas de Peñaranda y de la comarca para que les donaran productos con los que elaborar los bocadillos.

 

Además, esta mañana, se reunieron en torno a las ocho y media de la mañana en las dependencias del Centro Parroquial, en el antiguo colegio de las Jesuitinas, para confeccionar los bocadillos.