La lluvia convierte en un río la estación del AVE de Gerona

El muro de contención no ha podido soportar la fuerza del agua. Renfe se ha visto obligada a desviar en autocar a los pasajeros que debían utilizar este trayecto. 

Las lluvias torrenciales caídas en los últimos días en Cataluña han hecho estragos en las vías de comunicación y la estación del AVE de Gerona ha quedado inutilizada al convertirse prácticamente en un río que ha inutilizado las vías del tren.

 

Ante esta situación, Renfe ha tenido que desviar en autocar a los pasajeros que tenían contratado este trayecto para enlazar directamente por carretera con la estación de Sants, en Barcelona, que sí estaba disponible.

 

Un lector de TRIBUNA nos ha enviado este vídeo que recoge con fidelidad la situación en la que se encuentra la estación gerundense. Las imágenes hablan por sí mismas.