La liquidación de 2009 arroja un balance positivo de 300.000 euros

Bajos niveles. El Consistorio mantiene un endeudamiento de tan sólo un 15 por ciento, frente al 110 por ciento que se puede alcanzar.
Lorena Lago
La liquidación de cuentas del año 2009 en el Consistorio de La Alberca ha arrojado un balance positivo de 300.000 euros. Así lo indicó el alcalde del municipio, Santiago Martín, durante el pleno celebrado ayer en la localidad serrana. Y es que según dio a conocer el primer edil, el resultado presupuestario presenta en el último ejercicio un superávit de 280.000 euros, lo que permite hablar de un endeudamiento de tan sólo un 15 por ciento. Unas cifras alentadoras, a juicio del alcalde albercano que les llevan a pensar que “estamos haciendo bien las cosas, por lo que nos sentimos satisfechos”.

En este sentido, el edil popular señaló que el remanente de tesorería presenta unas cifras negativas de 884.000 euros, cantidad sustancialmente inferior a la presentada en el ejercicio de 2008, en el que la cifra se elevaba a 1.148.000 euros.

A pesar de que el presupuesto arroja un balance positivo del año 2009, el primer edil señaló que “se sigue haciendo necesario corregir la financiación del Ayuntamiento para disminuir las deudas que aún siguen existiendo con los proveedores”. A este respecto, Santiago Martín fue claro. “Tenemos que aliviar las cargas de los proveedores para tratar de evitar que sean siempre ellos los que sufran nuestro endeudamiento”.

En cuanto a los recortes que todos los ayuntamientos están poniendo en práctica, el alcalde de La Alberca se refirió a áreas como la de Cultura, en la que el presupuesto para realizar actividades se ha visto altamente mermado. “La cultura ha sido claramente la gran perjudicada por el recorte presupuestario pues aunque se siguen organizando actividades éstas han disminuido notablemente”. Y es que según apunta el primer edil, “es preferible recortar en áreas donde se puede que prescindir de servicios básicos para el municipio”. En la misma línea, Santiago Martín también haber recortado otros aspectos como el gasto corriente, la telefonía o la electricidad.

En otro orden de cosas, el regidor albercano quiso agradecer las ayudas llegadas de planes como el de Convergencia, que “nos han facilitado que hayamos podido contratar el mismo personal y no nos hayamos sentido obligados de realizar ningún recorte”.

El pleno también puso en evidencia los problemas que este Consistorio sigue manteniendo año tras año y que el primer edil sintetizó de esta manera: “Tenemos unos ingresos que se corresponden con alrededor de 1.000 censados, cuando en realidad los servicios que tenemos que ofrecer se corresponden con una población de más de 5.000 personas, especialmente en verano con el crecimiento del turismo”.