La línea de 6,75 lleva a Aquimisa a quedarse en un 17% en triples

EN Würzburg. Los jugadores confunden constantemente la línea continua pintada para Avenida con la suya, aún a 6,25. FUERA. El porcentaje es del 43%
ISABEL DE LA CALLE
El pabellón municipal de Würzburg está compartido por dos de los equipos séniors de baloncesto de la ciudad, Perfumerías Avenida y Aquimisa. Hasta este año, la normativa para ambas ligas ha sido la misma, por lo que no había ningún problema en compartir la cancha salmantina.

Este año, sin embargo, hay un dato que sale de ojo en el seno del conjunto charro: el porcentaje de acierto en tiros de tres. Mientras fuera de casa, Aquimisa ha sumado un 43 por ciento (12/28 tiros), en Würzburg el acierto baja gasta el 17 por ciento (sólo 4/24).

El porqué de esta diferencia es sencillo: esta temporada en la Liga Femenina se han instaurado una serie de cambios, entre los que hay uno que afecta al conjunto masculino: es la distancia de la línea de tres puntos. Mientras para los chicos (y categorías inferiores) sigue estando a 6,25 metros del aro, para las chicas se ha aumentado a 6,75 metros. Sobre la cancha salmantina, la línea más lejana está pintada por completo, mientras que la que se utiliza en la competición masculina y en las de base es discontinua.

El problema aparece cuando los salmantinos confunden constantemente las dos líneas y tiran detrás de la más lejana, desde la que no entrenan. De ahí los bajos porcentajes.