La licencia para retomar las obras del Hospital, sin permiso ambiental ni memoria de seguridad y sin poder ver el proyecto

Cabero, Corona y Ferreras, en rueda de prensa (Foto: N. S. Z.)

El PSOE lamenta la improvisación en "la licencia más trascendente que se ha dado en Salamanca" en los últimos años, la del Hospital. Desvela que se ha concedido sin licencia ambiental, sin aclarar el proyecto de detalle, sin las obligatorias prescripciones de seguridad y sin que la oposición haya podido ver el proyecto.

Las prisas por reactivar las obras del Hospital de Salamanca pueden acabar generando confusión urbanística y retrasando más las obras. Todo porque "ahora se dan cuenta de que hay elecciones en mayo", ha denunciado el portavoz socialista, Enrique Cabero, que ha criticado duramente la tramitación de las licencias tras lo que considera son años de olvido. "Llegan los informes de madrugada", "un episodio más en los desastres de este proyecto", "un proyecto improvisado que no se ajusta a las necesidades de esta provincia"... son algunas de las múltiples quejas del portavoz socialista, que acusa a la Junta de presentas documentos "que son pura improvisación porque se habían olvidado del Hospital".

 

Entre las improvisaciones que denuncia el PSOE salmantino, el hecho de que se hayan enviado informes de madrugada, a pocas horas del inicio de la comisión donde había de concederse la licencia; el cambio en el criterio sobre el número de plazas de aparcamiento necesarias; o la falta de prescripciones de seguridad para la puesta en marcha del proyecto, obligatorias y que, según el PSOE, no vale aplicar directamente sobre la obra sino que tienen que estar contempladas en el proyecto.

 

Entre las más graves, el PSOE cita también el hecho de que no se ha facilitado a la oposición el proyecto actual y la confusión urbanística que se puede producir a la hora de aplicarlo. El motivo es que, según los socialistas, conviven dos estudios de detalle, el documento para aplicar el proyecto, uno de 2006 y otro de 2008 que cambian sustancialmente y sobre los que no se especifica cuál se aplica.

 

A pesar de ello, la licencia ha sido aprobada por el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco. "Y ahora se dice que por qué nos oponemos a una licencia mal solicitada y que es porque no queremos el hospital", ha criticado Cabero, visiblemente enfadado ante los medios de comunicación. "Los que no han querido hacer el hospital son la Junta de Castilla y León y la consejería, si hubieran querido ya estaría funcionando", ha añadido el portavoz socialista. A juicio de Cabero, esta situación demuesta que el hecho de que "era el mejor hospital, motor económico y de investigación" no ha importado a la Junta, a la que ha pedido "que se tomen en serio el Hospital de Salamanca" que es más que un hospital por su prestigio.