La Librería Cervantes prevé su cierre definitivo el 31 de marzo

Fuentes de la empresa confirman que todo está organizado para clausurar el negocio a finales de mes.

Tras varias semanas de liquidación y varios meses de negociaciones con los trabajadores, la Librería Cervantes tiene previsto cerrar sus puertas definitivamente el 31 de diciembre. Si no hay cambios de última hora, según confirmaron fuentes de la empresa, "cerraremos a finales del próximo mes".

 

El cierre de la Librería Cervantes se hizo público a principios de este año 2016, aunque ya hacía meses que se estaba negociando con los trabajores la liquidación, puesto que el actual propietario, Jesús Sánchez Ruipérez, de 87 años, se jubilaba y no hay relevo generacional. No obstante, al parecer existe alguna propuesta por parte de los trabajadores que ambas partes están estudiando.

 

La Librería Cervantes abrió sus puertas hace casi 80 años, cuando Germán Sánchez Almeida llegó de Peñaranda para instalarse en Salamanca y compró una pequeña librería en la calle Azafranal. En poco tiempo, se encontraba inmerso en una carrera empresarial por y para el libro, que le llevó a construir el actual edificio de la librería - 'Un edificio dedicado al libro' - y que poco a poco fue ampliando.

 

Pero todo tiene su fin y ahora, Jesús Sánchez Ruipérez, hijo del fundador, tiene ya 87 años lo que, obviamente, justifica su retirada. Don Jesús, como le llaman sus empleados, comenzó a trabajar en la librería con 11 años, y junto a sus hermanas Rosa y Celia -ya fallecidas-, ha crecido entre miles y miles de libros. En sus manos, la Librería Cervantes ha llegado a ser el referente del sector en la ciudad.