“La liberalización de los horarios daría la puntilla al pequeño comercio de Salamanca”

Izquierda Unida considera “urgente” un plan para reactivar el comercio de la ciudad.

El coordinador local de Izquierda Unida en Salamanca, Antonio Moreno, ha explicado la posición de la formación política respecto al “anuncio sorpresivo” del Ayuntamiento sobre la liberalización de los horarios del comercio en la ciudad. Se trata de una “ocurrencia muy difícilmente justificable”, ha asegurado Moreno, que también ha indicado que “Izquierda Unida rechaza frontalmente” la medida.

 

“La liberalización de los horarios en las grandes superficies comerciales de Salamanca daría la puntilla al pequeño comercio de la ciudad”, ha apuntado el coordinador local de Izquierda Unida, que considera que el verdadero problema del sector en la ciudad “es que hay miles de locales vacíos, que expresan el clima que hay en el comercio de Salamanca”.

 

Para Izquierda Unida, lo “verdaderamente urgente” es un plan para reactivar el pequeño comercio salmantino, para que vuelva a funcionar en la ciudad”. Sin embargo, Antonio Moreno ha explicado que la iniciativa del Ayuntamiento “pretende lo contrario”. “No es una demanda social, y AESCO está en contra”, ha apuntado Moreno. “Por eso no entendemos que el Ayuntamiento de Salamanca mantenga que es una buena medida para los salmantinos.”

 

 

Los efectos de la medida

“Lo ocurrido en otros lugares debería servir como ejemplo”, ha indicado Antonio Moreno, refiriéndose a los resultados de la aplicación de la libertad de horarios en los comercios en diferentes ciudades españolas, que se traduce en que “no se vende más, hay más horas de trabajo y, por tanto, desciende la productividad”.

 

Moreno también ha rescatado las observaciones que desde los sindicatos UGT y CCOO se han hecho de la posible medida, en las que destacan que “no se genera más empleo, sino que se consigue un trabajo más precario, a tiempo parcial, sin conciliación de la vida laboral y familiar y desaparece la diferencia entre festivos y laborables”.

 

“El resultado sería la eliminación de la competencia que el pequeño comercio supone para las grandes superficies en Salamanca”, ha asegurado el coordinador local de Izquierda Unida, que traduce la decisión del Ayuntamiento de la ciudad como “la potenciación de un comercio que no está en declive para hacer frente al declive del comercio local”.

 

Moreno ha asegurado que desde Izquierda Unida se iniciarán contactos con organizaciones sociales y sindicatos de Salamanca para “movilizar a la opinión pública y conseguir que el Ayuntamiento se retracte”, ya que con su decisión “no favorece a los intereses del comercio local ni a los de los salmantinos”.

Noticias relacionadas