La Ley de apoyo a los emprendedores, un hito en la historia empresarial

El Consejo de Ministros da el pistoletazo de salida a la Ley “estrella” con la que dinamizar la economía y agilizar su recuperación

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (FEACYL) felicitan al Gobierno por la aprobación esta mañana, en Consejo de Ministros, del Anteproyecto de la Ley de Apoyo a los Emprendedores. Un hito en la historia empresarial que materializa reivindicaciones históricas de los autónomos tales como limitar la responsabilidad patrimonial, facilitar la segunda oportunidad, incentivar a accionistas que inviertan en empresas de nueva creación, o  aplicar el criterio de caja en el IVA en vez del de devengo, que se podrá aplicar desde el 1 de enero para PYMES, con una facturación inferior a los 2 millones de euros.

 

Ambas organizaciones aplauden el inicio de la tramitación de una Ley “estrella en esta legislatura”, tan importante tanto para los autónomos como para la sociedad en general, dado que incluye medidas con las que “impulsar la actividad por cuenta propia, la creación de empresas, fomentar su crecimiento y salida al exterior” y, por tanto, con las que dinamizar la economía y motivar una pronta recuperación.

 

CECALE y FEACYL valoran muy positivamente que para fomentar la cultura del emprendimiento se incluya una asignatura en la educación primaria y secundaria, así como la inclusión de un mecanismo extrajudicial que permita cubrir deudas sin entrar en concurso de acreedores para promover la llamada segunda oportunidad.

 

No obstante, las dos organizaciones quieren subrayar que además de la puesta en marcha de estas medidas, tan importantes para crear empresas, no sólo no se ha de obviar, sino que hay que hacer un esfuerzo para que la financiación, el crédito, llegue a las empresas y autónomos, pues una de las principales causas de la duración de esta crisis económica hay que buscarla en que no fluye el crédito, tal y como demuestra que la falta de liquidez haya sido la principal causa de que haya llevado al cierre a numerosos empresarios con dilatada experiencia profesional.

 

En Castilla y León, según los datos facilitados por la Seguridad Social correspondientes al mes de abril, cada día emprenden 95 personas, frente a las 87 que lo hicieron en el mismo periodo del año anterior. Por ello, tanto CECALE, como FEACYL, insisten en que si ciertamente es importante la eliminación de trabas para la puesta en marcha de una empresa, también lo es implementar medidas que faciliten el posterior desarrollo de la actividad empresarial.