La Ley antitabaco no pasa el examen cerca de colegios y hospitales

Fumador

El último Barómetro Sanitario del Ministerio de Sanidad, relativo a 2012, ha mostrado que los españoles creen que la Ley antitabaco se cumple en los bares y restaurantes pero cada vez menos en los alrededores de los colegios y hospitales.

En este estudio, para el que se han encuestado a 7.729 personas mayores de edad, se ha preguntado por el grado de cumplimiento de la prohibición de fumar en algunos de los lugares establecido por la normativa desde enero de 2011, siguiendo una escala en la que 1 era "totalmente en desacuerdo" y 10 "totalmente de acuerdo".


De este modo, mientras los ciudadanos han calificado con un 8,22 el grado de cumplimiento de la ley en bares y restaurantes, al ser preguntados por el consumo de tabaco en las proximidades de los colegios y restaurantes lo evaluaron con una nota mucho menor, un 5,43.

Esta puntuación es, además, más baja que la que otorgaron en 2011 al cumplimiento de la normativa. Ahí, pocos meses después de la entrada en vigor, los españoles calificaron con un 8,39 el cumplimiento en los bares y restaurantes y con un 6,03 en los alrededores de colegios y hospitales.

Por otra parte, el Barómetro ha recogido también la opinión de los ciudadanos sobre la ley. En este sentido, los encuestados se han mostrado de acuerdo (7,62 sobre 10) con que la norma es una medida acertada, a pesar de que endureció la prohibición de fumar con respecto a la primera Ley de 2006, y con una media de 4,21 al hecho de que la medida debería ser adecuada al beneficio de los fumadores.

La aprobación de la normativa no ha influido en los ciudadanos a la hora de ir o dejar de ir a bares y restaurantes. De hecho, el 66,9 por ciento de los encuestados asegura que va igual que antes; el 12,5 que acude menos y el 7,9 por ciento que los visita más desde la entrada en vigor de la Ley.

Finalmente, y como consecuencia de estas medidas, de todas las personas encuestadas que declaraban que eran fumadoras, el 11,7 por ciento reconoce que ha dejado de fumar a lo largo de 2012 y un 20,7 por ciento que fuma menos que antes.