La letrada de los jesuitas asesinados critica el retraso del proceso judicial

La abogada Almudena Bernabéu, que dirige la acusación popular en la Audiencia Nacional por el asesinato de los seis jesuitas españoles en El Salvador en 1989, denuncia que jueces de la Corte Suprema salvadoreña están “dilatando el proceso” judicial. Según manifiesta, los miembros de este órgano judicial de El Salvador –uno de ellos es “abogado de un acusado”– están divididos después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco les haya reclamado la dirección de los imputados en la causa abierta por los asesinatos de los jesuitas.
EFE

El 16 de noviembre de 1989 fueron asesinados en la Universidad Centroamericana (UCA), en una ofensiva guerrillera contra San Salvador, seis jesuitas, entre ellos los vallisoletanos Ignacio Martín Baró y Segundo Montes, además de Ignacio Ellacuría y otros profesores y dos mujeres.

Bernabéu participó en Salamanca en una jornada de estudio sobre justicia transicional que ha desarrollado el Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca. Esta letrada, que trabaja para el Centro de Justicia y Responsabilidad de San Francisco (California, EE UU), dirige el proceso penal en la Audiencia Nacional de España, basándose en el derecho de justicia universal, contra 14 militares que pudieron participar, como ideólogos o ejecutores, en el asesinato de los religiosos. Pese a esa posible dilación del proceso penal, la joven letrada explica que se siente optimista por cómo se están investigando los asesinatos de los jesuitas, ya que “se va a saber la verdad, con más concreción, y se va a corroborar lo que ya se sabe que ocurrió”.

Confianza en la instrucción
También muestra su confianza en que la instrucción de este caso desvele “la verdad más concreta” de esas muertes y expresa su satisfacción por la línea investigadora que sigue el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, aunque le gustaría que “fuera más rápida”. Este proceso judicial se basa, de forma fundamental, en el derecho a la justicia universal, un sistema que España modificó en mayo de 2009, dándole un carácter más restrictivo, ya que la Justicia sólo podrá entrar en aquellas causas que tengan una conexión nacional.

Así, Almudena Bernabéu sostiene que el Gobierno español está realizando “intentos para cargárselo o limitarlo”, y basa esta crítica en su idea de que la justicia universal “es políticamente incómoda”.