La lesión de Zubiaurre se queda en un esguince del ligamento lateral externo e interno de grado II-III

Momento de la lesión de Zubiaurre que se marchó en camilla (Foto: Chema Díez)

El defensa unionista recibió una fea entrada del atlético Thomas y fue retirado en ambulancia.

Iban Zubiaurre ha sido sometido a una radiografía que ha revelado que no se aprecian alteraciones óseas en su tobillo. El jugador sufre un esguince de grado II – III en el ligamento lateral interno y externo de su tobillo y se le practicará una resonancia magnética que determinará el alcance de su lesión y el tiempo estimado de recuperación. 

 

Así, se descarta que sufra rotura de tibia o peroné como se temía nada más producirse la lesión.

 

El jugador vasco sufrió una fuerte entrada al final de la segunda parte por parte del atlético Thomas que pareció incluso que podría ser una fractura abierta a la altura de su tobillo por el desplazamiento que sufrió la articulación.

 

El propio doctor Josér Ignacio Garrido pidió su traslado rápidamente al hospital, ya que en un principio todo parecía indicar que había fractura. 'Zubi', jugador ya veterano, se dio cuenta enseguida de que la lesión podría ser grave y pidió asistencia médica.

 

Afortunadamente todo puede quedarse en un susto, aunque la entrada de Thomas solo se castigó con tarjeta amarilla. El jugador del Atlético de Madrid fue expulsado después al recibir otra cartulina por protestar.