La Lenteja de la Armuña y el Garbanzo Pedrosillano, en el punto de mira

(Foto: Chema Díez)

Ambos cultivos llevan varias semanas cotizando a la baja en la Lonja Provincial con unas previsiones no muy optimistas de cara al futuro.

 

 

PRECIOS

 

LENTEJA ARMUÑA: 1.120 euros / tonelada

 

GARBANZO PEDROSILLANO: 545 euros / tonelada

Dicen que la calidad se paga... al menos eso es lo que aseguran los agricultores cada lunes en la Lonja Provincial de Salamanca en relación a las cotizaciones del Garbanzo Pedrosillano y la Lenteja de la Armuña, que caminan poco a poco a la baja.

 

Los compradores y algún agricultor apuntan a que se fijó un precio de salida demasiado alto para ambos cultivos y ahora lo están pagando poco a poco porque operaciones apenas se ejecutan y las previsiones apuntan hacia más cotizaciones a la baja.

 

Tal es así que tras la última bajada de 40 euros por tonelada para Lenteja y Garbanzo ha dejado un mal sabor de boca en los agricultores, aunque algunos vocales de la mesa del sector 'opuesto' han demandado incluso hasta 80 y 100 euros menos para unas leguminosas en 'minicrisis'.

 

"El precio debe ser el que más beneficie tanto a agricultores como a envasadores, ni más ni menos, porque en el término medio está la virtud". Al menos eso es lo que indica el director técnico de la Asociación Legumbres de Calidad, Nicolás Armenteros, quien apunta además que el Consejo Regulador se encarga de "certificar que la calidad del producto sea la correcta, nada más".

 

En la actualidad, en lo que se refiere a la Lenteja de la Armuña, el sector se encuentra "en una situación más estable que el Garbanzo, pero el mercado no está para permitirse muchas alegrías, al menos de momento. Pero vamos, a estas alturas del año siempre pasa lo mismo y hasta noviembre, diciembre y enero no se mueve el mercado", apunta Armenteros.

 

Por su parte, el Garbanzo Pedrosillano sí se encuentra en una situación más adversa porque el mercado se ha caído más. "Existe más oferta en el ámbito nacional y por eso quizá esa tendencia a la baja aunque por tradición, es un sector que vive más los dientes de sierra", concluye Nicolás Armenteros.

 

Ante esta situación, el sector solo tiene que esperar el paso del tiempo para que todo vuelva a su caice. Lo cierto es que la calidad debe pagarse y por eso Garbanzo Pedrosillano y Lenteja de la Armuña resisten a bajar su precio.