La legislatura de Mañueco e Iglesias deja 5.200 parados más en Salamanca y un agujero en el desempleo juvenil

Fernández Mañueco y Javier Iglesias también sispenden en empleo (Foto: F. Oliva)

Los planes de empleo y el dinero público empleados para la contratación no logran frenar el desempleo, especialmente entre los más jóvenes y en hombres y mujeres hasta 44 años.

La lacra del desempleo sigue golpeando a Salamanca capital y provincia que ha visto como en la legislatura de Javier Iglesias al frente de la Diputación y de Fernández Mañueco al frente del ayuntamiento de Salamanca la cifra de parados se ha disparado.

 

Al menos eso es lo que corroboran los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que delatan que en junio de 2011 el número de desempleados en la provincia de Salamanca era de 28.424, con la que empezó a trabajar el actual equipo, mientras que en la actualidad, en febrero de 2015, se dispara hasta los 33.613 parados.

 

Esta diferencia supone un incremento de 5.189 desempleados más, o un 18,2% en el cómputo de la legislatura, a falta aún de dos meses para el fin de la msima.

 

Un caso parecido es el de Fernández Mañueco al frente del ayuntamiento de Salamanca, que comenzó la legislatura con 13.762 parados en la capital y a falta de dos meses para las elecciones, la cifra se ha disparado hasta las 15.867 personas sin trabajo, o lo que es lo mismo, 2.105 desempleados más, con un incremento del 5,2%, según los datos del SEPE.

 

LOS JÓVENES, MUY CASTIGADOS

 

Además, desgranando los datos por franjas de edad, se da la circunstancia de que los jóvenes siguen siendo uno de los colectivos más golepados por esta lacra, destapando además las carencias de Ayuntamiento de Salamanca y Diputación en sus propuestas para los jóvenes.

 

Esta afirmación la corroboran los datos del Sepe, que indican que en junio del año 2011, en la provincia había 3.182 jóvenes menores de 25 años en paro por los 3.320 de febrero de 2015, mientras que en la capital salmantina, la cifra ha disminuido de manera testimonial con solo 46 parados menos.

 

Entre el colectivo de 25 a 44 años también hay un gran descalabro porque la cifra actual de parados en la provincia es de 14.768 por los 13.363 de junio de 2011, mientras que en la capital ha pasado de 6.608 desempleados a 7.105.

 

Por tanto, estas cifras dejan destapan las vergüenzas y la falta de eficacia en materia de empleo de Javier Iglesias y su equipo al frente de la provincia en la Diputación y de Fernández Mañueco y su gabinete al mando del ayuntamiento de Salamanca. Los planes de empleo y el dinero público invertido no han tenido su resultado en la disminución del desempleo en la legislatura.