La juventud solo es pecado cuando no se disfruta

Thomas y la jugadora de Gran Canaria Davis pugnan por hacerse con la posición en la zona (Foto: T. Sánchez)

Dolorosa derrota para Perfumerías Avenida superado por un Gran Canaria a la par joven y ambicioso que supo aprovechar las inseguridades un equipo local que no consigue crecer y además se complica la vida en un momento clave. Ni las bajas sirven de excusa.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

74 PERFUMERÍAS AVENIDA (17+21+22+14): Leonor Rodríguez (11), Marta Fernández (13), Tamara Abalde (9), Marija Rezan (8) -cinco inicial-, Mariona Ortiz (3), Marta Xargay (0), Maria Pina (2).

 

77 GRAN CANARIA 2014 (19+29+14+15): Iris Junio (4), Astou Ndour (25), Marieme Cisse (0), Brittany Chambers (20), Chelsea Davis (22) -cinco inicial-, Nadia Cáceres (3), Concepción Mongom (3).

 

ÁRBITROS: Uruñuela Uruñuela, Juan Manuel. Quintas Álvarez, Asier. Eliminaron por cinco faltas personales a Marija Rezan. 

 

INCIDENCIA: Décima jornada de Liga. Partido disputado en el pabellón de Würzburg. 

La certeza después del encuentro disputado en Würzburg es que el descaro que se le presume a la juventud es una lección que tiene bastante más interiorizado Gran Canaria que Perfumerías Avenida. Es verddad que se puede argumentar que el equipo amarillo no tenía nada que perder pero no lo es menos que incluso cuando se vio en apuros no acusó la presión supo jugar con una valentía y ambición. Precisamente presión es lo que da la impresión que le sobra a este Avenida que desaparece durante muchas fases y saca lo mejor de si mismo cuando se ve contra las cuerdas. Algunas veces le ha llegado para reaccionar y remontar pero a veces de tanto jugar con fuego, sobre todo cuando se es bisoño, uno se acaba quemando. 

 

Apenas tres minutos estuvo el equipo local por delante de su rival. Erró varias acciones bajo canasta pero aun así arrancó 6-0 antes de que comenzara a variar la dinámica del duelo. 

 

Mindo Díaz y Maika López han conseguido reunir entorno a sí un plantel acostumbrado a moverse casi a ciegas por la pista porque llevan años juntas y se conocen a la perfección, saben cuál debe ser su referencia. Aunque en esos primeros minutos Avenida protegió bien su aro de las ‘garras’ de Ndour, poco a poco, la jugadora llamada a marcar una época -probablemente lejos de España porque poco o nada tardarán en rifársela-, comenzó a aparecer. La compañía de Davis en la zona para ella es providencial porque ocupa un espacio que permite liberar el juego de la joven pívot, que campa a sus anchas por todo el ataque convirtiéndose, esté donde esté, en un auténtico peligro. Igual que anota bajo el aro o alley oops tira con facilidad de 6,75 o incluso dirige a sus compañeras. 

 

Así hizo siete puntos, dos canastas y un triple, con los que consiguió poner a su equipo por primera vez por delante. En su casillero 10 puntos y siete rebotes al acabar el primer cuarto.

 

Pero es que el segundo fue todavía más brutal. Incapaz Thomas de frenarla –de hecho se ganó algunos pitos desde la grada-, a ella se le unían Davis y Chambers y Gran Canaria ponía contra las cuerdas a un Avenida que no encontraba soluciones en el banquillo y que se veía once abajo mediado el segundo parcial.

 

 

No parecía entrar en los planes iniciales pero tocó tirar de Marta Xargay que entraba en la pista casi al final de ese primer tiempo para intentar poner mayor agresividad en las dos zonas porque si atrás había muchos problemas, en ataque al margen de acciones puntuales de Rezan o Leonor Rodríguez, poco que rescatar con una Murphy muy errática. En defensa, lo dicho, menos aún. 29 puntos encajados en ese cuarto lo dicen todo. 

 

La cara 'B' de Perfumerías Avenida, esa en la que todo el mundo 'baja el culo' en defensa, es intenso en rebote y ambicioso en ataque, volvió a aparecer tras el descanso. Xargay se tuvo que ir porque el físico no la daba para aguantar el trepidante ritmo de Chambers, Junio y compañía y curiosamente la que apareció para liderar la remontada fue Thomas. Agresiva, potente, posteando como se la había visto hacer pocas veces se agigantó en la zona para no sólo anotar sino además hacer desaparecer a Ndour durante unos minutos. Con dos '5' en cancha las azules parecían haber encontrado el antídoto a sus males.

 

Con dos puntos de desventaja afrontó Perfumerías Avenida el último parcial. Margen y tiempo más que suficientes para enderezar el entuerto pero lo que se encontró enfrente fue un muro de fortaleza mental capaz de aguantar hasta en dos ocasiones que las locales, con Marta Fernández tirando del carro, igualaran el choque o que se vieran con una antideportiva y una técnica en contra, además de un pabellón que trataba de presionar todo lo posible. 

 

Apareció el descaro propio de la juventud para forzar un par de acciones al límite, llevar a Avenida al bonus y desde el tiro libre mantenerse a flote. Chambers dirigió a la perfección la batuta y Ndour en el minuto final puso la puntilla -25 puntos, 19 rebotes al final-. Tuvo varias opciones Avenida en ese última tramo incluso la opción de mandar el partido a la prórroga con un lanzamiento triple de Murphy -su desacierto en el tiro también pesó con 0/7 en triples-, sobre la bocina. El balón no quiso entrar. Demasiada tensión. 

 

Gran Canaria 2014 ganó y lo mereció. Su premio merecido es que no sólo está en la Copa sino que incluso puede luchar por ser cabeza de serie. Algo que Avenida no pudo atar y que deberá refrendar en la última jornada de la primera vuelta.