La justicia desmonta la cortina de humo de Aesco y augura denuncias contra toda su directiva

Benjamín Crespo, a su llegada a los juzgados (Foto: Félix Oliva)

Confaes anuncia acciones contra la directiva de Aesco al completo: tendrán que responder de la deuda de 300.000 euros y de las acusaciones que se han demostrado falsas.

El archivo de la querella que Aesco interpuso contra Confaes, su secretario general y su anterior presidente ha supuesto un duro golpe para la asociación del comercio. Es el segundo revés judicial en unos pocos días y da por finiquitada la estrategia del presidente de la asociación, Benjamín Crespo, y su secretario general, Emilio Checa. Sólo unos pocos meses después, la cascada de denuncias se ha evidenciado como una cortina de humo que sólo pretendía ocultar la deuda de más de 300.000 euros que mantenían con Confaes por su mala gestión y para ocultar la caída de asociados de los últimos años y los 187.000 euros de El Corte Inglés no justificados.

 

Esta es la segunda de las querellas de Aesco que ha sido archivada, y que viene a demostrar que se presentaron como parte de un montaje para intentar desestabilizar y desacreditar a la confederación. Antes se había desestimado y archivado una denuncia contra Adventia por un presunto delito societario derivado del cobro de dietas. Auto, que el pasado 3 de marzo quedó desestimado, antes de iniciarse la instrucción, dejando claro queel cobro de dietas es legítimo y, sobre todo, legal. Además de desestimar todas las imputaciones, el último auto judicial reconoce como cierta la deuda de más de 300.000 euros que Aesco mantiene con la Confederación.

 

 

DEMANDAS MILLONARIAS

 

Desde Confaes se señala que tanto los responsables de Aesco, Benjamín Crespo y Emilio Checa, como toda su Junta Directiva tendrán, muy probablemente, que responder ante el juez de esta deuda. En este sentido, fuentes de la patronal salmantina señalan que se ha pretendido hacer mucho daño tanto a la institución como a los trabajadores de la confederación, y por eso se exigirán responsabilidades, no solo a Crespo y Checa, sino también a la cúpula de Aesco: Alfonso Barbero, Yolanda Garcia, Javier Martín Loreto, Bienvenido Sanchez Marcos y Jesus Núñez Paniagua. Se tendrá que demostrar si apoyaban y estaban al tanto de la ofensiva judicial o si Crespo tomó la decisión por su cuenta. En cualquier caso, podrían tener que responder de manera personal si la asociación no lo hace.

 

Además, Aesco tendrá que hacer frente también a una reclamación millonaria que van a plantear tanto Adventia como los directivos contra los que la asociación se querelló con acusaciones muy graves que se han demostrado falsas. La empresa que gestiona la escuela de pilotos de Matacán ha anunciado reclamaciones por un millón de euros y sus directivos demandará, a su vez, de manera particular.

Noticias relacionadas