La justicia da la razón a Mesonero contra Aesco y Crespo y anticipa una millonaria reclamación

Benjamín Crespo, a su llegada a los juzgados (Foto: Félix Oliva)

La justicia archiva el recurso de Aesco y su presidente y ratifica que se marchó de Confaes debiendo dinero: sus denuncias eran una cortina de humo para intentar no pagar. Mesonero ultima una demanda y reclamará fuertes compensaciones económicas por la campaña de acoso mediático.

La justicia ha vuelto a parar los pies a Aesco y de nuevo demuestra que la incendiaria campaña de la asociación de comercio y su presidente contra el expresidente de la patronal, Juan Antonio Martín Mesonero, no era más que una cortina de humo para ocultar una gestión nefasta (descargue aquí el auto de la Audiencia Provincial). El resultado es un nuevo revés judicial, el tercero que sufre la asociación de los comerciantes, que deja en evidencia la estrategia de tierra quemada que han utilizado Benjamín Crespo y su secretario general en Aesco, Emilio Checa, y que les pone a ambos ante la perspectiva de una importante reclamación económica: la que ya ultima Martín Mesonero y que pondría en serios apuros a ambos responsables de la asociación de comercio.

 

El último de los reveses que ha sufrido la huída hacia adelante de Crespo y Aesco se ha conocido ahora. El día 26 de julio la Audiencia Provincial de Salamanca emite un auto por el que archiva el recurso a la desesperada presentado por los demandantes contra el auto que, en abril, desestimaba la querella presentado por Aesco y que acusaba de falsedad documental, revelación de secretos, delito societario y delito de estafa. En contra de lo que ha intentado dar a entender Aesco en una nota pública, la justicia no ve rastro por ningún lado de estos posibles delitos en la actuación de Martín Mesonero y del secretario general de Confaes, Bernabé Cascón; no lo vio en su primera sentencia del mes de marzo y tampoco lo ve ahora. Por eso ha desestimado el recurso de apelación como ya hizo con el de reforma en abril. Contra este auto no cabe recurso en vía ordinaria, así que este es un camino que Aesco tiene cerrado.

 

En abril y en el nuevo auto que ahora emite la Audiencia Provincial, lo que ha quedado claro es que lo que Aesco y Crespo denunciaron como delitos no era más que la defensa de los intereses legítimos de Confaes por parte de Mesonero y Cascón. Ambos denunciaron que cuando Aesco decide marcharse del seno de la histórica patronal lo hacía dejando atrás una importante deuda de más de 300.000 euros de cuotas sin pagar. La asocación del comercio dijo entonces que la deuda era inexistente y que se pretendía cobrarla con ánimo de lucro y utilizando engaño. Nada más lejos de la realidad. El Juez Instructor ya tumbó este razonamiento en su auto original y en el recurso la Audiencia asegura que "la alegada deuda inexistente, tiene visos de existir, al menos está documentada".

 

El cobro de esta deuda está ahora en manos de Confaes, pero las consecuencias de esta acción judicial podrían ir más lejos y poner a Crespo, su secretario general Emilio Checa y la junta directiva de Aesco al completo en una delicada situación. El expresidente de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, ha confirmado que en los próximos días se hará efectiva una acción judicial contra los responsables de la asociación de comerciantes por el daño que ha intentado infligir en una campaña de descrédito que, a día de hoy, se mantiene.

Noticias relacionadas