La justicia archiva dos años después las denuncias a Iglesias y Ortiz por irregularidades en IFESA

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en su comparecencia de hoy. Foto: Cynthia Duarte

El juzgado número uno de Salamanca ha comunicado a las partes que archiva y queda sobreseída la querella por prevaricación, tráfico de influencias y malversación presentada por el PSOE contra el presidente de la Diputación y el diputado de ferias.

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, ha anunciado hace unos minutos que la justicia le ha comunicado que archiva y queda sobreseída la querella presentada hace casi dos años por el PSOE en la que se acusaba al presidente de la Diputación y al entonces diputado de ferias, Jesús María Ortiz, de delitos de prevaricación, tráfico de influencias y malversación. La denuncia se basaba en el despido, declarado improcedente, de varios trabajadores de la institución ferial IFESA para contratar a otros que los denunciantes consideraban estaban vinculados al PP ya que habían sido cargos en municipios de la provincia.

 

La querella se presentó a finales de 2013 y se admitió a trámite el 30 de septiembre de aquel año. Las diligencias previas ordenadas por el juzgado número uno se han prolongado durante dos años, que se cumplieron precisamente esta semana. En el transcurso de la instrucción, tanto Iglesias como Ortiz tuvieron que declarar por dos veces, y también se tomó declaración a otros testigos.

 

Iglesias ha convocado esta mañana de urgencia para "un asunto de importancia relacionado con el Equipo de Gobierno de la Diputación de Salamanca". La convocatoria ha llegado pasadas las once de la mañana y anunciaba una comparecencia a las 12.00 horas. La premura anticipaba un anuncio de calado, y se esperaba que fuera sobre la marcha de los varios procesos judiciales que acucian al equipo de Gobierno: el de IFESA y la imputación del vicepresidente Carlos García Sierra por los contratos irregulares de obras.