La justicia admite a trámite un recurso interpuesto por la plataforma 'Salvemos Valcuevo'

Imagen de una protesta de hace meses de la plataforma en la plaza Mayor de Salamanca (Foto: Chema Díez)
La instalación cuenta con la aprobación de la Junta de Castilla y León con un informe ambiental favorable.
La Plataforma contra la planta térmica de Valcuevo (entre Villamayor y Valverdón), de acuerdo con lo aprobado en la asamblea genera anual, ha interpuesto un recurso contra las licencias urbanísticas que el ayuntamiento de Valverdón concedió a esta central de biomasa ante los Tribunales de lo contencioso administrativo de Salamanca, habiendo sido admitido a trámite.

La fábrica cuenta con el beneplácito de la Junta de Castilla y León, que aprobó hace varios meses la declaración de impacto ambiental y autorización administrativa del proyecto, mientras que el consistorio de Valverdon concedió la licencia ambiental y de obra.

Según la propia plataforma, la fábrica que se va a instalar "quemará madera y otros residuos a razón de 16.500 kilos cada hora junto al suelo urbano de Villamayor, y a pocos metros del centro de la localidad y de Salamanca, con todos los problemas ambientales y de tráfico que originaraá al quemar la ingente cantidad de 132.000 toneladas de madera al año, produciendo dióxido y monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y partículas en suspensión, cenizas...".

Por otro lado, señalan desde la plataforma, "los niveles de ruido y contaminación atmosférica aumentarán exponencialmente, debido al tráfico pesado que generará la planta en toda la zona de su influencia, durante la vida útil de la central para mover la gran cantidad de madera que necesita y llevar a un gestor autorizado las cenizas y escorias generadas".


Desde este colectivo insisten en "lo demencial de un proyecto que pretende generar electricidad a partir de quemar madera en un lugar donde no existe materia prima y que cubre la demanda energética de la zona sin necesidad de que exista un gasto ambiental innecesario en el transporte de la materia combustible y de la energía eléctrica creada", concluyen.

Además, el colectivo de afectados no descarta presentar otros recursos ante las instancias que correspondan.