La Junta y el Gobierno extremeño, a favor de reabrir la Ruta de la Plata

Con matices. De Santiago-Juárez cree que es una competencia del Gobierno central, mientras que la vicepresidenta de Extremadura considera que en este preciso momento la operación “es complicada”
Ical

Los gobiernos de Castilla y León y de Extremadura están a favor de la reapertura del corredor ferroviario de la Ruta de la Plata, cerrado hace 25 años por el primer Gobierno socialista, pero mantienen matices sobre la colaboración pedida para este proyecto por el ministro de Fomento, José Blanco.
“Está bien que se abra la Ruta de la Plata, estamos encantados”, afirmó el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien precisó, a continuación, que la competencia corresponde al Gobierno central.

La vicepresidenta primera y portavoz de la Junta de Extremadura, María Dolores Pallero, subrayó que la reapertura de esta línea es una reivindicación histórica de su Comunidad y expresó la disposición del Gobierno de Guillermo Fernández Vara a colaborar, pero precisó que ahora hay otras prioridades y esa cooperación, como ha propuesto el ministro, es complicada.

El Ministerio de Fomento ha encargado un estudio sobre la viabilidad de este corredor y ha pedido la colaboración económica de las comunidades afectadas. También las cámaras de comercio de Castilla y León están a favor de la reapertura de esta línea.

Conferencia autonómica
Por otra parte, ambos gobiernos mantuvieron ayer la idea de celebrar una conferencia de presidentes autonómicos, como propuso el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y apoyó su homólogo castellano y leonés, Juan Vicente Herrera, para analizar materias sobre las que tienen las competencias. Así lo manifestaron el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, y la vicepresidenta primera y portavoz de la Junta de Extremadura, al término de la reunión del Comité de Seguimiento del convenio suscrito por ambas comunidades en enero de 2009.

Como impulsor de este proyecto, la vicepresidenta extremeña estimó que Fernández Vara podría realizar la convocatoria de esta primera cita, dado que no existe ningún reglamento para su celebración o convocatoria. Por su parte, De Santiago-Juárez se mostró convencido de que la conferencia de presidentes autonómicos estará en la cumbre entre Castilla y León y Extremadura, aunque añadió que no sabe si llegará a convocarse.

El consejero castellano y leonés defendió la importancia de una reunión de los presidentes en la línea de cooperación horizontal y para analizar problemas comunes.