La Junta ve con buenos ojos que solo un operador gestione el transporte metropolitano de Salamanca

El próximo Consejo Rector se celebrará a principios del mes de marzo, donde ya se resolverán muchas de las dudas existentes.

La gestión del transporte metropolitano de Salamanca sigue dando que hablar. A la polémica subida del billetes impuesta por la Junta de castilla y León (posteriormente rectificada por obligación) hay que sumarle que algunas de las líneas de los municipios son deficitarias y eso está generando quebraderos de cabeza entre los operadores y las localidades afectadas, además de en la propia administración regional.

 

El próximo Consejo Rector se celebrará a principios del mes de marzo con el objetivo de intentar tomar ya una decisión definitiva al respecto de la gestión y funcionamiento del transporte metropolitano. De hecho, incluso la Junta de Castilla y León se ha mostrado partidaria de que sea solo una empresa o un operador el que gestione el transporte metropolitano de Salamanca.

 

También existe casi unanimidad entre los municipios afectados por este hecho en que sea un operador único el que se haga cargo del transporte metropolitano, con el objetivo de poder analizar mejor todas las líneas, suprimir algunas y fusionar otras, así como realizar un mejor estudio de su funcionamiento.

 

Además, desde hace varios meses se están celebrando ponencias técnicas para intentar solucionar todos los problemas existentes pero no se ha llegado todavía a un acuerdo común. Tampoco hay que olvidar el inconveniente del déficit que presentan algunas líneas y la deuda que acumulan desde el año 2011, aunque los municipios afectados tienen la intención de hacer frente a la misma.

 

Por tanto, las líneas generaron un déficit de 180.000 euros, pero tras la rebaja de las empresas, los consistorios tendrán que abonar más de 140.000 euros. Carrascal de Barregas se lleva la palma con casi 70.000 euros, seguido de Villares con 35.000, Villamayor con 27.000 y Doñinos con 20.000 euros.