La Junta ve clave la implicación civil en la cooperación transfronteriza

Cita. La Comunidad de Trabajo de la Región Centro de Portugal-Castilla y León celebra un plenario en Miróbriga. Nueva etapa. Desde el ente se apuesta por una cooperación “de segunda generación”
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
El palacio de los Condes de Montarco de Ciudad Rodrigo, rebautizado en la actualidad como palacio de Ávila y Tiedra, acogió en la jornada de ayer el quinto plenario de la Comunidad de Trabajo de la Región Centro de Portugal-Castilla y León. Se trata de un grupo que busca la cooperación entre ambas regiones, a través de acciones transfronterizas, con el objetivo de mejorar la vida de los habitantes de estos territorios.

La Comunidad de Trabajo funciona desde 1995, y de los cinco plenarios celebrados durante su historia, tres de los cuales han sido en la actual legislatura autonómica, y los dos últimos, contando el de ayer, en Ciudad Rodrigo. En este plenario, al que asistió como invitado el alcalde de Miróbriga, Javier Iglesias, se produjo el relevo en la presidencia, que ahora corresponde a la Región Centro.

La sesión estuvo presidida por el portavoz y consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien hizo una valoración de lo logrado por esta Comunidad de Trabajo y los pasos que debe seguir a partir de ahora. Sobre lo realizado, De Santiago-Juárez lo catalogó en dos tipos. Por un lado, el proyecto MIT (Movilidad, Innovación y Territorio), que busca de una forma global el desarrollo económico de ambos lados de la frontera, gracias al cual se elaboró un “Libro de Ruta” con propuestas de acción, algunas de las cuales ya se están materializando. Y por otro, la conocida como “cooperación de proximidad”, que son acciones concretas que se han desarrollado a ambos lados de la frontera. Así por ejemplo, en las comarcas de Vitigudino y Ciudad Rodrigo se desarrollaron varios cursos de portugués.

De cara al futuro, Juárez ve clave que la sociedad civil también se implique en la cooperación transfronteriza, lo que bautizó como “cooperación de segunda generación”. Según el portavoz de la Junta, desde hace 15 años se ha incidido en el establecimiento de alianzas a nivel administrativo. Ahora es el momento “de que se produzcan esas alianzas en el entramado social y civil de ambos territorios”, para seguir fomentando esa cooperación.

Para Juárez, será objetivo prioritario en la próxima legislatura, si ellos siguen en el Gobierno autonómico, porque “es muy difícil “conseguir los objetivos marcados si no participan ciudadanos, asociaciones y empresas. Para aumentar esta cooperación, sigue presente la posibilidad de que la región Centro de Portugal se una a la macro-región que forman Galicia, Castilla y León, y la región Norte de Portugal. Para que esto se haga, según Juárez, debe solicitarlo la Región Centro.

Haciendo balance, Juárez calificó esta legislatura como “de la cooperación con territorios limítrofes”, por tres motivos: ha sido una prioridad política del gobierno de Juan Vicente Herrera, una obligación que marca el nuevo Estatuto de Autonomía, y porque “es una necesidad”. Según el consejero de Presidencia, “es necesario cooperar y compartir proyectos para generar empleo, el bien más preciado para el ciudadano”. En los dos últimos años, la Comunidad de Trabajo ha financiado 15 proyectos transfronterizos, por valor de 13,6 millones de euros. Ahora mismo se está realizando la selección de los que tomarán el relevo, de entre los 49 proyectos presentados.

Juárez expresó también que es fundamental que permanezcan los fondos de cohesión territorial de la Unión Europea, y no sólo eso, sino que “aumenten”. Según su razonamiento, “la UE será más fuerte si hay más cohesión territorial, especialmente la transfronteriza”, llegando a afirmar que “si la UE quiere tener éxito, debe mantener los fondos”.