La Junta seguirá vigilante en el conflicto de Itevelesa tras el principio de acuerdo para desconvocar la huelga

Destaca el "punto de inflexión" alcanzado tras su anuncio de revisar las concesiones con la empresa en caso de continuar la huelga indefinida.

La Junta de Castilla y León mantendrá su intermediación en el conflicto entre empresa y trabajadores de Itevelesa, pero ha defendido que se ha "salvado" el "mayor problema", una vez alcanzado un principio de acuerdo para desconvocar la huelga indefinida que afectaba a los centros de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) gestionados por esta compañía.


Así lo ha señalado este viernes la vicepresidenta del Gobierno autonómico y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, quien ha destacado el "punto de inflexión" alcanzado tras el anuncio del Ejecutivo de revisar las concesiones con Itevelesa en caso de continuar el paro indefinido en un servicio "esencial para la seguridad de los conductores".

Valdeón ha defendido la decisión "lógica" adoptada por la Junta de rebajar las tarifas de la ITV en la Comunidad para "homogeneizarlas al resto de España", una reducción del precio que la empresa "ha querido repercutir en los trabajadores", a los que ha calificado como "la parte más débil", sin una "justificación objetiva".

La vicepresidenta ha recordado que, antes de la toma de posesión de la nueva Administración, la Junta en funciones ya trabajó con la empresa, aunque ha sido tras la celebración del primer Consejo de Gobierno cuando se planteó la revisión del contrato de concesión y "hacer valer las prerrogativas" que éste le concede para poner fin a una huelga de duración "excesiva" cuando "más de 60.000 vehículos necesitan pasar la ITV" y muchos de los usuarios "están a punto de iniciar sus vacaciones".

El principio de acuerdo, que ha permitido el fin de la huelga, supone la marcha atrás en el despido de cuatro de los trabajadores, tras lo que ahora la negociación, tal como ha indicado Valdeón, abordará la cuestión salarial o de horarios.

 

Noticias relacionadas