La Junta se reafirma en su decisión de no cerrar unidades veterinarias pero sí "reordenará servicios en días y horas"

Este encuentro responde a "una serie de reuniones" que está organizando la Consejería de Agricultura en las nueve provincias de la Comunidad Autónoma.

El secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta, Juan Zapatero, ha explicado este lunes en Soria que "no se cerrará ninguna oficina", en alusión a las unidades veterinarias, sino que "se reordenarán sus servicios en términos de días y horas".

  

Zapatero ha mantenido una reunión con los alcaldes de la provincia de Soria de las localidades cuyas unidades veterinarias formarán parte de esta reordenación: Ágreda, Gómara, San Pedro Manrique, San Esteban de Gormaz, Arcos de Jalón, San Leonardo de Yagüe y Berlanga de Duero.

  

Este encuentro responde a "una serie de reuniones" que está organizando la Consejería de Agricultura en las nueve provincias de la Comunidad Autónoma, como parte de la elaboración de un estudio técnico en el que la Administración regional "trabaja desde hace meses" y que pone de manifiesto que la actual organización de las unidades veterinarias "ya no se corresponde con la realidad social", teniendo en cuenta que estas oficinas datan de 1990.

  

"Ha cambiado el número de explotaciones y su tamaño, y hay que intentar prestar el mejor servicio posible", ha matizado Juan Zapatero, que ha asegurado que con la reordenación se mantendrán los puestos de trabajo de los 302 veterinarios de la región, 23 en el caso de la provincia de Soria.

  

Juan Zapatero ha insistido en que "no se va a cerrar ninguna oficina, ni se dejará de prestar servicios, sino que el sistema será más eficaz y eficiente".

  

La reordenación responde a la intención de mejorar los índices de prevalencia exigidos por la Unión Europea teniendo en cuenta que las unidades veterinarias se corresponden con las unidades epidemiológicas y estos índices son los que determinan las restricciones del movimiento de ganado y su comercialización.

  

La propuesta que plantea la Junta es que estas unidades veterinarias tengan "mayor capacidad para mejorar esos índices de prevalencia", ha señalado Zapatero.

 

En este sentido, el director general de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural, Jesús Gómez, ha puntualizado que se dan casos, como algunos de la provincia de Soria, en los que una unidad veterinaria atiende a 20 explotaciones ganaderas y si se da la circunstancia de, por ejemplo, dos positivos de tuberculosis "el resto de los ganaderos tienen que hacer dos 'vueltas' en su ganado, una en el momento y otra cuatro meses después".

  

Ampliándose el ámbito territorial de la unidad veterinaria, "el número de explotaciones positivas tiene que ser mayor para que tengan que hacer esas 'vueltas' -control epidemiológico- al ganado", ha apostillado Gómez.