La Junta reduce en un 70% las ayudas ZIS en el parque Arribes

Junta Rectora. Muchos alcaldes dudan de la conveniencia de continuar perteneciendo al espacio protegido. Ayudas. De los 600.000 euros para 27 pueblos, en 2011-2012 se quedará en 180.000
MIGUEL CORRAL
La Junta Rectora del Parque Arribes conoció ayer en Sobradillo la decisión de la Junta de Castilla y León de reducir en un 69,82% las ayudas a los municipios integrados en la Zona de Influencia Socioeconómica del espacio natural protegido, programa con el que de alguna medida los pueblos veían compensadas las restricciones que supone la implantación de un espacio protegido en sus terrenos.

La reducción de estas ayudas, así como la eliminación de convocatorias como la destinada a los particulares para adecuar sus viviendas o construcciones agrícolas y homogeneizar así la arquitectura tradicional de estas zonas, o la reducción a partir de 2012 de la cuadrilla que realiza pequeñas mejoras medioambientales, así como las tareas de mantenimiento, siembra la duda en muchos alcaldes la conveniencia de la continuidad del espacio protegido.

Junto a la crítica de los alcaldes se sumó la de la directora del Parque, Ana Martínez, pues el escaso presupuesto con que contará este órgano de gestión limitará los programas de actuación previstos a partir de la convocatoria de ayer de la Junta Rectora, momento en el que también se restringe la ayuda a los municipios y que comenzará con los incluidos en el Grupo B y que en la parte salmantina son: Almendra, Barruecopardo, Bermellar, Cerezal de Peñahorcada, La Fregeneda, Lumbrales, Masueco, La Peña, Puerto Seguro, Saldeana, San Felices de los Gallegos, Saucelle, Villarino y Zarza de Pumareda.

Cada uno de los dos grupos en los que se encuentran repartidos los 27 pueblos que reciben los fondos ZIS percibía cada dos años unos 600.000 euros. A partir de esta reunión celebrada ayer, la cuantía se verá reducida a 180.000 euros cada dos años y a repartir de acuerdo a la superficie ocupada por el espacio protegido.

La principal crítica a estas medidas adoptadas por la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León, y que sus responsables argumentaron en la difícil situación económica por la que atraviesa el país, vino por parte de los alcaldes socialistas de la parte salmantina. El regidor de Hinojosa de Duero, José Francisco Bautista, criticó duramente la reducción en un 20,28% de estos fondos en los proyectos aprobados en 2010, algunos de ellos ya ejecutados cuando los ayuntamientos recibieron la notificación del Gobierno regional sobre la adopción de esta medida.

Por el contrario, algunos de los alcaldes del PP mostraron su preocupación por el proyecto de reintrodución de 150.000 cabras en la franja fronteriza con Portugal y que intenta llevar a cabo la AECT Duero-Douro, iniciativa cuya responsabilidad recae en los titulares de los terrenos, bien sean públicos o privados, por lo que los responsables regionales de Medio Ambiente y de la dirección del Parque, apenas pudieron añadir más que su opinión sobre lo publicado en los medios de comunicación.