La Junta presidirĂĄ la ComisiĂłn Especializada de Nombres GeogrĂĄficos durante seis meses

Entre sus objetivos tambiĂŠn figura un registro dinĂĄmico de informaciĂłn que recoge las denominaciones oficiales referenciadas geogrĂĄficamente

La DirecciĂłn General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismod e la ConsejerĂ­a de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y LeĂłn ha recibido el traspaso de la presidencia de la ComisiĂłn Especializada de Nombres GeogrĂĄficos que forma parte del Consejo Superior GeogrĂĄfico.

SegĂşn han informado fuentes de la ConsejerĂ­a en un comunicado, durante esta semana se ha producido un encuentro entre los representantes del Instituto GeogrĂĄfico Nacional y la DirecciĂłn General para formalizar el traspaso de la direcciĂłn de este Ăłrgano cuya principal funciĂłn es establecer criterios toponĂ­micos sobre selecciĂłn y tratamiento de las denominaciones incluidas en el NomenclĂĄtor GeogrĂĄfico Nacional.

Se trata de un Ăłrgano colegiado en el que participan la AdministraciĂłn General del Estado, las comunidades autĂłnomas, asĂ­ como universidades, academias de las lenguas y otras instituciones relacionadas con la toponimia.

Entre sus objetivos tambiĂŠn figura un registro dinĂĄmico de informaciĂłn que recoge las denominaciones oficiales referenciadas geogrĂĄficamente que deben utilizarse en la cartografĂ­a oficial, informar sobre las denominaciones de los nombres geogrĂĄficos y la naturaleza de las entidades geogrĂĄficas, como Ăłrgano consultivo para instituciones pĂşblicas y privadas; fomentar la coordinaciĂłn y cooperaciĂłn con los organismos competentes en nombres geogrĂĄficos de las comunidades autĂłnomas y del Estado, para contribuir a la normalizaciĂłn y oficializaciĂłn de los nombres geogrĂĄficos en EspaĂąa, de acuerdo con las Recomendaciones de las Conferencias de las Naciones Unidas sobre la NormalizaciĂłn de los Nombres GeogrĂĄficos.

La normalizaciĂłn y oficializaciĂłn de nombres geogrĂĄficos, segĂşn han seĂąalado las mismas fuentes, "tiene mayor importancia de la que en un principio pudiera pensarse". La bĂşsqueda y localizaciĂłn de cualquier elemento del territorio debe poder realizarse de forma inequĂ­voca mediante el uso de bases de datos informĂĄticas.

La localizaciĂłn en caso de emergencias, el turismo rural o medioambiental, la identificaciĂłn agraria, forestal o catastral, o la elaboraciĂłn de cartografĂ­a bĂĄsica, son algunos de los ĂĄmbitos en los que una toponimia normalizada y oficializada resulta necesaria. Esta cuestiĂłn "resulta aĂşn mĂĄs determinante en aquellos lugares en los que se dispone de mĂĄs de una lengua oficial, o que por su proximidad se vea influenciado por ellas".

El Ăłrgano propone la normalizaciĂłn y oficializaciĂłn de nombres de entidades geogrĂĄficas comunes a dos o mĂĄs comunidades autĂłnomas, en coordinaciĂłn con los organismos afectados y contribuye tambiĂŠn a la difusiĂłn de la toponimia oficial y normalizada, asĂ­ como a la investigaciĂłn sobre nombres geogrĂĄficos con el fin de impulsar el valor de la toponimia como patrimonio cultural.