La Junta presenta una "ley de derechos" en Salamanca

"Es un sistema complejo pero de fĂĄcil acceso y por eso queremos implantar facilidades"

"Un elemento fundamental de la ley de Servicios Sociales es el incremento de la responsabilidad pĂşblica con mĂĄs de 4.000 entidades trabajando, compuesta por todos los servicios que reciben fondos pĂşblicos compartiendo criterios para que las personas tengan una atenciĂłn similar". AsĂ­ se ha expresado el gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y LeĂłn, JesĂşs Fuertes en su visita a Salamanca.

"Es un sistema complejo pero de fĂĄcil acceso y por eso queremos implantar facilidades y destacarĂ­a que es una ley de derechos y de servicios sociales. Antes la calidad era inspecciĂłn y ahora va mĂĄs allĂĄ porque se basa en una mejora permanente y es un avance de participaciĂłn social. Se crea un consejo de corporaciones locales", seĂąala Fuertes.

El objetivo de la jornada que se ha impartido en Salamanca es informar sobre la Ley de Servicios Sociales de la comunidad y es muy importante que todos conozcan los avances de esta legislaciĂłn.

Por ello, el gerente de Servicios Sociales de Castilla y LeĂłn, JesĂşs Fuertes, ha hablado, ante mĂĄs de 150 profesionales y representantes de entidades de los Servicios Sociales de la provincia de Salamanca, sobre la Ley de Servicios Sociales de Castilla y LeĂłn y su desarrollo normativo, que supone un cambio de concepto y persigue el ambicioso objetivo de "liderar en EspaĂąa un modelo nuevo de Servicios Sociales, que gire alrededor de la persona y que permita a Castilla y LeĂłn continuar a la cabeza del paĂ­s en cuanto al sistema de gestiĂłn, colaboraciĂłn y recursos ofertados".

La presentaciĂłn de Salamanca tiene por objetivo acercar la Ley de Servicios Sociales a todos los ciudadanos, y especialmente a los profesionales que trabajan en el sistema en la provincia y que son parte fundamental para su correcta aplicaciĂłn. Se cumple asĂ­ uno de los mandatos de la Ley que, en su artĂ­culo 53, encomienda a la AdministraciĂłn regional, en colaboraciĂłn con otras administraciones, promover la formaciĂłn de los profesionales que conforman en la actualidad el sistema de Servicios Sociales.

El objetivo prioritario es que los profesionales conozcan en profundidad la Ley para que puedan orientar, asesorar y ofrecer a los usuarios toda la informaciĂłn sobre los recursos que tienen a su disposiciĂłn y las novedades que ha incorporado la norma. No en vano, uno de los derechos de los ciudadanos, considerados como esenciales en la propia Ley, es precisamente el derecho a la informaciĂłn, orientaciĂłn y asesoramiento.

Una ley vanguardista
La Ley supone un modelo de Servicios Sociales nuevo en EspaĂąa, que concibe las prestaciones como un derecho de la persona. Se abandona asĂ­ el viejo marco de la 'beneficencia' y se instaura el nivel de protecciĂłn social basado en derechos.

Se trata de una normativa vanguardista, que contempla la creaciĂłn de un sistema de Servicios Sociales que integre todos los programas, actividades, prestaciones, equipamientos y actuaciones, tanto de titularidad pĂşblica como privada, y donde estĂŠn implicados los 35.000 profesionales y los mĂĄs de 4.500 agentes (corporaciones locales, entidades o empresas) que dan forma al sistema, asĂ­ como definir el nuevo sistema de Servicios Sociales de responsabilidad pĂşblica.

De este modo, la ConsejerĂ­a de Familia e Igualdad de Oportunidades ofertarĂĄ un sistema de Servicios Sociales Ăşnico, integrado e indivisible, con la mirada puesta en que la persona adquiera un papel protagonista y vea atendidas sus necesidades de una forma individualizada y completa. Con la nueva Ley se diseĂąarĂĄ, por tanto, una planificaciĂłn integral, enfocada directamente en las necesidades de cada individuo, y no como hasta ahora una planificaciĂłn fragmentada por sectores (discapacidad, mayores, menores).