La Junta pide que se extremen las precauciones para evitar incendios ante las altas temperaturas que se esperan

Aunque el aviso de incremento de temperaturas se extiende a toda la Comunidad, tendrá especial incidencia en las provincias de Ávila,  Salamanca, Zamora, Valladolid y Oeste de León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha pedido este viernes que se extremen las medidas preventivas de incendios forestales a causa de las altas temperaturas que se esperan en Castilla y León los próximos días, hasta el martes 9 julio.

 

   Aunque el aviso de incremento de temperaturas se extiende a toda la Comunidad, tendrá especial incidencia en las provincias de Ávila,  Salamanca, Zamora, Valladolid y Oeste de León, lo que provocará un incremento del riesgo de incendios y afección a las zonas forestales.

 

   Esta situación, favorecida por una masa de aire caliente en altura, se suma a una primavera generosa en precipitaciones "que ha favorecido un fuerte desarrollo de la vegetación herbácea", que, por su ciclo anual y favorecido por el calor, se agostará rápidamente.

 

   A ello se suma que la mayor parte de la cosecha de cereal está en pie y estos días se incrementarán las labores agrícolas de recolección.

 

   Las altas temperaturas diurnas y nocturnas hacen que la probabilidad de ignición aumente y así se recomienda especial prudencia en las labores de recolección del cereal evitando trabajar en las horas centrales del día, de 13 a 19 horas, manteniendo en buen estado la maquinaria y no apurando el corte del cereal para evitar fricciones con las piedras, así como teniendo cerca medios de extinción adecuados por si se produjera un accidente (se adjunta folleto de recomendaciones).

 

   Ante la ola de calor se comunica a la población que extreme las medidas de prudencia y  máxima precaución en sus actividades lúdicas al aire libre, al tiempo que se recuerda que, si la temperatura supera los 30 grados, lo que ocurrirá en casi toda la Comunidad, está prohibido el uso de barbacoas autorizadas en zonas recreativas situadas en los montes.

 

   También se advierte de esta situación puntual de mayor riesgo a ayuntamientos, empresas e instituciones que regulan o realizan trabajos y actividades al aire libre con maquinaria o elementos que puedan generar chispas.