La Junta ordena la retirada de los neumáticos del cementerio irregular de Castellanos de Villiquera

En su día se anunció que se desmantelaría el lugar y se llevarían los neumáticos a un centro de tratamiento de León, pero finalmente se llevarán a una plata en Xerez. Los primeros camiones han iniciado su actividad en un proceso que durará varias semanas.

La Junta de Castilla y León ha dado ya la orden de desmantelar el cementerio de neumáticos 'irregular' que se encuentra en la localidad salmantina de Castellanos de Villiquera, tal y como anunció el pasado mes de mayo tras conocerse el grave incendio del de Seseña.

 

Los neumáticos se destinarán "a un centro de tratamiento de Xerez" donde se reciclan para obtener otros materiales destinados a obra civil o combustible.

 

cementerio neumaticos

 

Dadas las dimensiones de la parcela -de más de 10.000 metros cuadrados- el traslado será costoso y, a pesar de que ya han salido varios viajes, el proceso no terminará hasta pasadas varias semanas.

 

Actualmente hay una máquina retroexcavadora y un camión trabajando en el lugar en el que están almacenados los neumáticos. 

 

Este vertedero, como los demás que hay en España, comenzaron a ser ilegales porque se exigió a los fabricantes una correcta gestión de los neumáticos cuando terminaba su vida útil. A partir del Real Decreto de 2005 una vez que se deshechan, se trasladan a otras instalación para triturarlos, trocearlos y obtener acero, textil y caucho que se destinan para obra civil.

 

CEMENTERIO NEUMATICOS

 

La empresa encargada de este proceso de traslado de los neumáticos es Cecilio Pascual, de Plasencia.