La Junta niega al PSOE la auditoría sobre el Hospital de Salamanca

El procurador socialista Fernando Pablos considera que la Junta "no quiere que se conozca la gestión desarrollada en el Complejo Asistencial de Salamanca durante los últimos años"
El socialista Fernando Pablos solicitó en la Junta de Castilla y León el pasado mes de septiembre, cuando se conoció la existencia de "un agujero de 188 millones de euros en facturas impagadas en la Gerencia de Atención Especializada de Salamanca a fecha 31 de diciembre de 2011", una copia de la auditoría que detectó dichas irregularidades.

La respuesta de la Consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, remitida en el día de ayer al Grupo Socialista y fechada el pasado 24 de octubre, dice textualmente lo siguiente:

“En relación a la Petición de Documentación referida, le comunico que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 249 de la Ley 2/2206 (sic), de 3 de mayo, de la Hacienda y el Sector Público de la Comunidad de Castilla y León, los datos, informes o antecedentes obtenidos en el desarrollo de las funciones de control interno realizado por la Intervención General de la Administración de la Comunidad solo podrán utilizarse para estos fines y, en su caso, para la denuncia de hechos que pudieran ser constitutivos de infracción administrativa, responsabilidad contable o de delito.

Así mismo le comunico que las Cortes de Castilla y León ya tienen acceso a la documentación relativa a esas funciones de control a través de la institución que realiza las funciones de fiscalización externa de la gestión económica, financiera y contable del sector público de la Comunidad Autónoma.”

Esta respuesta, denegando al PSOE copia de un documento que analiza el destino de millones de euros de dinero público, es a juicio de Fernando Pablos "un intento de la Junta de Castilla y León, con la complicidad del PP, de evitar que se conozcan los pormenores de la gestión realizada en la Gerencia de Atención Especializada y el Complejo Hospitalario de Salamanca que ya derivado en una situación muy grave".

"A pesar de estas trabas, el PSOE reitera su compromiso con los salmantinos para llegar hasta el final en este grave asunto y exigir las responsabilidades que se puedan deducir de un agujero contable, que va a costar 65 millones de euros en intereses a las arcas públicas", han asegurado desde el partido.