La Junta muestra de nuevo al Ministerio su oposición al posible cambio de la Norma del Ibérico

Salamanca es la provincia con mayor número de industrias, 254, y elabora el 65 % del cerdo ibérico a nivel nacional,
La viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual, ha remitido una carta a la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García, en la que recoge la postura del sector ibérico de Castilla y León respecto a la propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de modificación de la Norma de Calidad para la carne, jamón, paleta y caña de lomo ibérico. Junto al rechazo al planteamiento realizado por el Ministerio, se ha adjuntado un nuevo documento suscrito por todos los agentes del ibérico de Castilla y León en el que se manifiesta la preocupación del sector y su frontal oposición a la aprobación de las modificaciones propuestas.

El pasado 31 de julio, el sector del ibérico de Castilla y León se reunió con los responsables de la Consejería de Agricultura y Ganadería para que les trasladaran el contenido de la reunión en la que el Ministerio informó a las comunidades autónomas sobre su propuesta de modificación de la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico.

Tras conocer esta propuesta, los agentes del sector del ibérico manifestaron, por unanimidad, su oposición al planteamiento realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y expresaron su preocupación por el gravísimo perjuicio que tendría la aprobación de esta propuesta para el sector del ibérico en Castilla y León. Para reflejar esta oposición se acordaron cuatro puntos recogidos en un documento firmado por los asistentes en la reunión.

En primer lugar, rechazar rotundamente los planteamientos realizados por el Ministerio, en concreto el aumento de la pureza racial al 75 % y la extensificación del cebo con 15 cerdos por hectárea en los 60 últimos días de vida. En segundo lugar, ratificar la propuesta que el sector elaboró el pasado mayo y que fue remitida al Ministerio. Se considera además que, dada la situación económica actual, no es el momento de modificar la Norma de Calidad, sino de reforzar el control y garantizar su cumplimiento. Por último, que toda propuesta elaborada por el Ministerio debe ser debatida siguiendo los cauces y procedimientos legales y no a través de reuniones informativas y por separado con cada agente del sector.

La viceconsejera de Desarrollo Rural ha incluido en su misiva el acuerdo firmado por todos los agentes del sector, y ha terminado su comunicación a la secretaria general de Agricultura y Alimentación confiando en "que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente estudiará la propuesta realizada por esta Comunidad, que representa el 35 % de la producción de ibérico en España, donde se sacrifican más del 70 % de los cerdos ibéricos de nuestro país".

Antecedentes
El pasado 7 de mayo, todo el sector ibérico de Castilla y León se reunía y fijaba una posición común para la modificación de la Norma de Calidad, que fue trasladada por la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

El 23 de julio, el Ministerio celebraba una reunión informativa con todas las comunidades autónomas. La postura ministerial planteada en ese encuentro motivó la respuesta de Silvia Clemente que, en una nueva carta dirigida al ministro, le manifestaba en esta ocasión su "preocupación ante algunos de los planteamientos realizados desde el Ministerio, y que de incorporarse finalmente a esta Norma podrían suponer un grave perjuicio para los intereses del sector del ibérico nacional y de Castilla y León".

La carta, enviada por la consejera con fecha de 24 de julio, exponía también la posición de Castilla y León frente a las alternativas propuestas y planteaba que "la reforma de la Norma de Calidad del Ibérico no puede imponer un cambio del modelo productivo de tal magnitud que suponga el desmantelamiento de un sector que se ha forjado en los 10 años de vigencia de esta Norma y que en la actualidad está plenamente consolidado en Castilla y León".

Importancia del sector
Castilla y León ocupa la primera posición a nivel nacional en el censo de animales ibéricos, con 920.726 cabezas. Esta posición de liderazgo en producción refleja también la importancia del sector transformador del ibérico en la Comunidad, que aglutina a 352 industrias. Estas empresas comercializan el 48,7 % de los jamones, el 47 % de las paletas y el 68 % de los lomos ibéricos que se consumen en España, y generan más de 8.000 empleos.

El número de industrias cárnicas relacionadas con el ibérico suponen el 41 % del total de las industrias cárnicas existentes en Castilla y León, que son 850. Dentro de la Comunidad, Salamanca es la provincia con mayor número de industrias, 254, y elabora el 65 % del cerdo ibérico a nivel nacional, con una producción anual cuyo valor se sitúa en torno a los 1.000 millones de euros, lo cual avala la importancia de este subsector para la industria castellana y leonesa.