La Junta mantiene 80 oficinas para ayudar a los contribuyentes a elaborar su declaración de la Renta

Foto: E.P.

Es un servicio gratuito de ayuda a la elaboración de la declaración desde el 13 de mayo.

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha presentado esta mañana el servicio gratuito de ayuda a la elaboración de la declaración del IRPF que prestará la Junta desde el 13 de mayo. Con motivo de la Campaña de Renta 2012, que comenzó el 24 de abril y concluye el 1 de julio, la Consejería de Hacienda volverá a abrir 80 oficinas distribuidas por toda la comunidad a las que podrán acudir los contribuyentes que precisen asistencia para tributar por este concepto. El único requisito para acceder a ella es solicitar cita previa a partir de este próximo lunes 6 de mayo.

 

La Junta colabora con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en el desarrollo de la Campaña de la Renta desde 1998, lo que supone que en 2013 se cumplen 15 años de cooperación ininterrumpida. Así lo ha destacado esta mañana la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ante el delegado especial de la AEAT en Castilla y León, Miguel Santos. Esta cooperación se plasma en la apertura de oficinas de elaboración de declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que proporcionan asesoramiento gratuito a los contribuyentes que lo precisan.

 

La Agencia Tributaria prestará este servicio en las capitales de provincia, mientras que la Consejería de Hacienda –que ha decidido mantenerlo a pesar de las restricciones presupuestarias– lo desarrollará en las demás ciudades de la comunidad y en los principales núcleos rurales. Con ello se evita duplicar funciones, puesto que la actividad que realizan las dos administraciones es complementaria. Para el Gobierno autonómico supone además reafirmar su compromiso con los pueblos, ya que se facilita a sus habitantes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales en la medida en que se evitan o reducen sustancialmente sus desplazamientos.

 

Los contribuyentes podrán acudir a las 80 oficinas de la Junta distribuidas por toda la Región a partir del 13 de mayo, previa petición de cita. Las dependencias de la Consejería de Hacienda para la elaboración de la declaración estarán en Miranda de Ebro y Aranda de Duero (Burgos) y Ponferrada (León). Asimismo se han habilitado salas para confeccionar las declaraciones en otros 77 municipios. Esto último ha sido posible gracias a los convenios firmados hoy con los alcaldes de esos ayuntamientos, en el marco de la cooperación iniciada en 2004 con la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP).

 

La excelente aceptación del servicio el año pasado, con 22.473 declaraciones confeccionadas por los técnicos de la Junta, ha llevado a la Consejería de Hacienda a mantener los puntos de atención en las mismas localidades. El balance de la Campaña de Renta 2011 revela que en 2012 se presentaron por esta vía 1.378 declaraciones en Ávila, 5.325 en Burgos, 4.860 en León, 1.194 en Palencia, 1.359 en Salamanca, 1.763 en Segovia, 2.111 en Soria, 2.695 en Valladolid y 1.788 en Zamora.

 

Contratación de 31 técnicos y cita previa desde el 6 de mayo

 

La confección de las declaraciones del IRPF en las oficinas de la Junta ha permitido la contratación de 31 técnicos, que han sido seleccionados de entre las personas sin trabajo que componen la Bolsa de Empleo del Cuerpo de Gestión de la Junta.

 

Como es habitual el servicio se lleva a cabo con el programa informático PADRE, que permite el envío del documento final a la Agencia Tributaria por Internet. Antes de acudir es preciso concertar cita previa a través de la página web de la AEAT (www.aeat.es) o por teléfono. Para esto último se puede llamar tanto al 901 22 33 44 como al 901 12 12 24, que funcionarán entre el próximo lunes 6 de mayo y el 28 de junio en horario ininterrumpido de 9.00 a 20.00 horas.

 

Por su parte, los ciudadanos que deseen efectuar consultas sobre las ventajas tributarias que conlleva residir en Castilla y León tienen a su disposición el teléfono 012, que cuenta con un horario de asistencia de 8.00 a 22.00 horas de lunes a viernes, y de 10.00 a 15.00 horas los sábados.

 

Los beneficios fiscales autonómicos, en los borradores

 

Conviene recordar que la Junta no ha subido el tramo autonómico del IRPF en 2012, y tampoco lo ha hecho en 2013. Pero es que además durante la Campaña de Renta aplicará 18 deducciones –dos más que el año pasado– que elevarán la renta disponible de un buen número de castellanos y leoneses. Estos beneficios fiscales implican un notable esfuerzo para las arcas autonómicas en un momento de contracción económica como el actual, que se afronta dentro de la apuesta del Gobierno regional por la rebaja selectiva de impuestos.

 

Por primera vez todas las ventajas tributarias de Castilla y León en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas están limitadas por renta, salvo las de vivienda –que ya cuentan con un tope al importe de la inversión– y la nueva deducción para el autoempleo de trabajadores autónomos que hayan cesado en su actividad por la crisis. Con esto se pretende que las deducciones autonómicas favorezcan a los que más lo necesitan, que se ha estimado que son aquellos contribuyentes con una base imponible total inferior a 18.900 euros en tributación individual y 31.500 en tributación conjunta, unas vez aplicados los mínimos personal y familiar.

 

En cuanto al contenido de los beneficios fiscales de la comunidad, no hay que olvidar que tienen como objetivo fundamental el apoyo a las familias. De ahí que la Junta tenga establecidas bonificaciones por nacimiento o adopción de hijos, por adopción internacional, por familia numerosa, por cuidado de hijos menores, por el permiso de paternidad y para mayores dependientes.

 

Junto a esto, el Gobierno autonómico favorece la emancipación de los jóvenes (mediante las deducciones por adquisición de la primera vivienda en núcleos rurales y por alquiler), la inversión en infraestructuras de ahorro energético en los hogares, la adaptación de los inmuebles al uso de discapacitados, las iniciativas emprendedoras (a través de la deducción por autoempleo de mujeres y menores de 36 años) y el cuidado del patrimonio (por medio de la deducción por cantidades donadas o invertidas para la rehabilitación del patrimonio histórico, cultural y natural).

 

Por otra parte, este año los contribuyentes pueden aplicarse tres bonificaciones en el tramo autonómico del IRPF relacionadas con la construcción. La primera es la nueva deducción del 7,5% por la compra de la primera vivienda nueva durante los cinco primeros años, siempre que su edificación se haya iniciado entre el 1 de septiembre de 2011 y el 31 de diciembre de 2012. El límite de la inversión deducible son 9.040 euros.

 

A ésta se suman otras dos que debían haber desaparecido el 31 de diciembre de 2011, pero que la Junta prorrogó a 2012 con el fin de prolongar sus efectos y aflorar economía sumergida. Son la deducción por hacer reformas en la vivienda habitual (que asciende al 15% de la inversión, con un máximo de 10.000 euros por contribuyente) y de la asociada a la Inspección Técnica de Edificios (con idénticos importes y para obras en inmuebles de más de 30 años de antigüedad, de modo que superen la revisión que es obligatorio realizar a partir de los 40 años).

 

Cabe destacar, al hilo de esto, que por segunda vez la Junta ha proporcionado a la Agencia Tributaria información para la confección de los borradores, y en concreto la relativa a familias numerosas, adopciones nacionales e internacionales, discapacidad e inversiones medioambientales y para la adaptación de viviendas. Gracias a ello los contribuyentes de la comunidad que los hayan recibido o consultado habrán podido comprobar que ya recogen el efecto de los beneficios fiscales autonómicos ligados a esos datos, lo que sin duda facilita la elaboración de la declaración.

 

Pasarela de pago para abonar impuestos y central de compras

 

La consejera Pilar del Olmo ha aprovechado la presencia del presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Miguel Ángel García Nieto, y sobre todo de los alcaldes para animarles a solicitar la cesión gratuita de la pasarela de pago de la Junta. Esta tecnología permite cobrar impuestos a través de Internet, y con ello ahorra traslados a los contribuyentes. Para acceder al sistema basta con que los municipios interesados firmen un convenio de colaboración con la Consejería de Hacienda, puesto que existe un acuerdo marco suscrito por el Gobierno autonómico y la FRMP en marzo de 2007.

 

De hecho, 38 entidades locales ya disfrutan de sus ventajas. Se trata de ocho diputaciones (Valladolid, Burgos, Soria, Palencia, Segovia, Ávila, León y Zamora), nueve ciudades (Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Ponferrada y Miranda de Ebro) y 21 municipios. Estos últimos son Arroyo de la Encomienda, Boecillo y Laguna de Duero, en Valladolid; y Almanza, Boñar, Carracedelo, Chozas de Abajo, La Robla, San Andrés de Rabanedo, San Justo de la Vega, Santa María de Ordás, Santa María del Páramo, Toral de los Vados, Toreno, Valdefresno, Valencia de Don Juan, Villablino, Villafranca del Bierzo, Villamañán, Villaquilambre y Villasabariego, todos ellos en León. Otras autonomías también han solicitado su uso a la Junta, que se lo ha cedido a Madrid, La Rioja y Asturias.

 

Otro ámbito de colaboración con las entidades locales, de gran utilidad en periodos de escasez de recursos como el actual, es el Sistema de Adquisición Centralizada de la Junta. Se basa en la compra al por mayor de material administrativo para obtener mejores precios, y junto a esta ventaja tiene otras como que agiliza la gestión administrativa y facilita el control del gasto. En la actualidad puede utilizarse para adquirir mobiliario de oficina y accesorios y tabiques mampara, así como para la contratación de servicios de vigilancia y seguridad y limpieza.

 

Como ocurre con la pasarela de pago, las entidades locales interesadas en el servicio han de firmar un convenio de adhesión con la Consejería de Hacienda, Ya han dado este paso cuatro diputaciones provinciales (las de León, Zamora, Valladolid y Palencia) y seis ayuntamientos (los de Valladolid, Laguna de Duero, Herrera de Pisuerga, San Esteban de Gormaz, Zamora y Muelas del Pan).

 

Noticias relacionadas