La Junta llega a más de 11.000 empleados públicos con la formación online, que aplica al 75% de sus acciones

"La formación online es un aspecto fundamental en estos momentos de coyuntura económica complicada"
La Junta de Castilla y León llega a más de 11.000 empleados públicos con la formación online, que se aplica al 75 por ciento de las acciones formativas, más de 150 del total.

Así lo ha explicado la viceconsejera de Función Pública y Modernización, Rocío Lucas, quien ha inaugurado el III Encuentro del e-learning en Castilla y León que se ha celebrado este martes en Valladolid.

Lucas ha asegurado que la formación online es un aspecto fundamental en estos momentos de coyuntura económica complicada y con recortes presupuestarios y ajustes, por lo que en la Junta de Castilla y Leól "se pretende llegar con el presupuesto que haya llegar al mayor número de actividades posibles".

La viceconsejera de Función Pública ha recordado que la Consejería de Hacienda ya apostó por la teleformación en 2003, que fue el origen de la Escuela de Formación, y ha asegurado que en 2011-2012 llega al 75 por ciento de todas las acciones formativas en teleformación, por lo tanto llega a más de 11.000 participantes y más de 150 acciones formativas.

Lucas ha atribuido la mayor demanda de este tipo de formación por parte de los empleados públicos al hecho de que se ponga a su disposición el mayor número de materiales formativos en cualquier momento, con una gran flexibilidad de contenidos, que además están muy adaptados a los empleados con necesidades especiales y permite una conciliación de la vida familiar y laboral que se demanda.

"Esta estrategia es fundamental en el ámbito de la Junta y se potencia continuamente, uno de los elementos que caracteriza a la Junta es que es pionera en materia de e-learning y se llevan al ámbito del Estado", ha explicado Lucas, quien ha señalado la gran extensión geográfica de la Comunidad con más de 6.000 centros de trabajo para empleados públicos.

Sector en crecimiento
La viceconsejera se ha expresado así en el marco de un encuentro con la Asociación de Proveedores de e-Learning (APeL) dirigida a empresas interesadas en implantar formación online o en avanzar en sus procesos y en la que se han analizado casos prácticos o se ha debatido sobre el actual sistema de formación o nuevos formatos.

En definitiva se ha abordado la formación desde una óptica de innovación teniendo en cuenta Internet como medio de comunicación, según ha explicado el presidente de APeL, José Ignacio Ustaran, quien ha puesto de manifiesto que la formación online también se resinente con la crisis, sin embargo al mismo tiempo tiene una "oportunidad" porque muchas organizaciones, empresas y administraciones públicas se encaminan hacia la formación online porque "es más económica --un 30 por ciento de ahorro de media--, más barata e igual de práctica y efectiva".

Ustaran ha asegurado que el e-Learning mueve unos 800 millones de euros en todo el territorio nacional y cuenta con más de 3,5 millones de alumnos tanto en formación online como en la que combina ésta con la presencial y ha señalado que en los próximos dos años el sector aspira a crecer un 33 por ciento debido a una clara tendencia a una apuesta por la formación a través de Internet sin necesidad de asistir a un centro físico.

En cuanto a la situación de este sector en la Comunidad, ha explicado que después de Cataluña y Madrid, Andalucía y Castilla y León son las dos comunidades que más "tirón" desarrollan en formación online, mientras que si se toma como referencia el número de empresas asociadas, la región ocupa el cuarto puesto después de la andaluza, por lo que cree que "el formato está cuajando".